Los colegios deben controlar el horario laboral a partir del lunes 13

jornada laboral
Los registros del horario deberán guardarse durante cuatro años

A partir del domingo 12 de mayo será obligatorio el registro horario diario de la jornada laboral de los trabajadores, una información que deberá incluir “el horario concreto de inicio y finalización”. Por tanto los colegios deberán empezar a aplicar la normativa el primer día de clase, el lunes 13. Uno de los objetivos es controlar el número de horas extraordinarias. Esta medida fue aprobada el pasado 3 de abril en la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados con el Real Decreto-Ley 8/2019, de 8 de marzo de 2019 de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. Fue publicado en el BOE el 12 de marzo.

Las patronales del sector educativo ofrecen diferentes soluciones, como el caso de ACADE, con la plataforma Acadetempo.

Conforme se establece en la normativa, es una obligación imperiosa de las empresas organizar “un registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria (…)”.

Para organizar este registro es necesario que “mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa” se organice la documentación.

En el Real Decreto-Ley, se establece la obligación para las empresas de custodiar y mantener durante cuatro años los diferentes registros de cada una de las jornada laborales. Cualquier trabajador, representante legal y los inspectores de Trabajo podrán acceder a estos registros durante el tiempo establecido.

Esta normativa establece que el Gobierno podrá establecer algunas especialidades en las obligaciones de registro de las jornadas en aquellos “sectores, trabajos y categorías profesionales que por sus peculiaridades así lo requieran”.

Multas por incumplimiento

El incumplimiento de esta obligación se califica como infracción laboral grave y se sancionará con multa, en su grado mínimo, de 626 a 1.250 euros, en su grado medio de 1.251 a 3.125 euros; y en su grado máximo de 3.126 a 6.250 euros.

Esta cuestión fue debatida durante varios meses tras los pronunciamientos de varios tribunales (Audiencia Nacional y Tribunal Supremo) y del Tribunal de Justicia Europeo, así como de las actuaciones que realizó la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Éxito Educativo
Author: Éxito Educativo

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here