Los docentes en Humanidades, con las tecnologías digitales

Logo Universidad de Salamanca

Los investigadores que han participado en la reunión de la Red Temática Lengua y Ciencia, celebrada dentro de las actividades del VIII Centenario de la USAL, han firmado la Declaración de Salamanca, un documento en el que apuestan por el uso intensivo de las tecnologías digitales en el trabajo de investigación de filólogos, lingüistas e historiadores para aprovechar su potencial y favorecer su conocimiento y divulgación.

Esa es una de las conclusiones que se recoge en el documento, suscrito al término de las jornadas con la participación de expertos de España, Portugal, Francia, Italia, Alemania, Austria y Canadá, y reunidos en torno a 35 grupos de investigación que trabajan en red, y que agrupan a 305 investigadores.

La sustitución de los materiales en papel por dispositivos y herramientas electrónicas ha sido uno de los elementos de análisis de las jornadas. Diccionarios, bases de datos y otros recursos de trabajo para los investigadores se digitalizan, lo que “abre nuevas oportunidades que deben ser aprovechadas por las Humanidades, a la vez que inciden en las mismas para fomentar el pensamiento crítico que permita a cercarse a la ciencia con capacidad de análisis y sin prejuicios”, según se recoge en el segundo punto de la declaración.

La coordinadora de la red y catedrática de Historia de la Ciencia de la USAL, Bertha Gutiérrez Rodilla, ha señalado el Diccionario de la Ciencia y la Tecnología en el Renacimiento (DICTER) editado por Ediciones Universidad de Salamanca únicamente en digital, como ejemplo de un recurso de investigación y divulgación que se potencia gracias a su formato, siendo así accesible no solo a los profesionales de la investigación, sino al público en general.

Las jornadas de la Red Temática Internacional Lengua y Ciencia tendrán continuidad en el año 2020 con un nuevo encuentro, previsiblemente en la ciudad italiana de Verona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here