Los ministerios de Universidades y Ciencia suspenden sus relaciones con Rusia y Bielorrusia

Los ministerios de Universidades y ciencia rompen relaciones con Rusia y Bielorrusia por la invasión de Ucrania

Los ministerios de Universidades y de Ciencia e Innovación han anunciado la suspensión de cualquier relación de colaboración científica, académica e institucional con Rusia y Bielorrusia. Es tanto una medida de protesta y aislamiento de ambos países, por su agresión militar contra Ucrania, como una muestra de solidaridad con los ciudadanos ucranianos.

En una nota hecha pública por el Gobierno, se anuncia que además ambos ministerios impulsarán iniciativas y proyectos dirigidos a fortalecer las relaciones con Ucrania y dar a apoyo a la comunidad científica y académica del país.

Acogida a estudiantes, profesores e investigadores

El ministro de Universidades, Joan Subirats, ha anunciado que su Ministerio suspende el acuerdo de colaboración institucional que debía firmarse con Rusia en breve. A su vez está trabajando con el Consejo de Universidades y la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) para que las universidades acojan a estudiantes, profesores y personal de las universidades ucranianas y contribuyan a su recepción e integración en nuestro país. Las universidades, en el ejercicio de su autonomía, podrán también ejercer la suspensión de las colaboraciones institucionales que tuviesen con Rusia y Bielorrusia. Ya un día después del comienzo de la invasión, el 25 de febrero, la CRUE hizo público un comunicado condenando la invasión de Ucrania.

Ambos ministerios están en coordinación con el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para estudiar una estrategia de acogida temporal a personas de la comunidad científica y académica de Ucrania, incluyendo una fase de retorno a la finalización del conflicto, para evitar la descapitalización de estos ámbitos en el país.

En la nota del Ejecutivo se hace también un llamamiento para evitar estigmatizar a la sociedad rusa en su conjunto, su cultura y creación del conocimiento, así como a velar por la legalidad internacional y evitar efectos contrarios sobre la sociedad civil y la comunidad universitaria rusa que se encuentren en España.

Aislamiento

Por su parte la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ha anunciado que su Ministerio no firmará nuevos contratos ni convenios con organizaciones rusas ni bielorrusas y propondrá a sus socios internacionales suspender toda colaboración con estos dos países en Grandes Infraestructuras de Investigación Internacionales y en Grandes Programas Conjuntos Internacionales.

Además, suspende, por principio, todos los proyectos y contratos bilaterales en curso en los que participan organizaciones de investigación rusas. Se analizará caso a caso la situación para actuar en el marco de la legalidad internacional y evitar efectos contrarios sobre población vulnerable o colectivo investigador en riesgo.

Al mismo tiempo, en apoyo a los investigadores e investigadoras de Ucrania, el Ministerio de Ciencia e Innovación propondrá la creación de una línea de proyectos, a nivel europeo, de recuperación del sistema de Ciencia e Innovación de Ucrania.

Morant ha destacado que estas medidas muestran a la comunidad internacional que la cooperación científica solo puede llevarse a cabo si existen unos valores comunes mínimos. “La ciencia es un instrumento de paz y progreso, que debe mejorar la vida de las personas. España ha defendido siempre una cooperación científica, técnica y de innovación basada en principios y valores universales. La agresión ordenada por el Gobierno de Rusia a Ucrania es inaceptable y vulnera estos principios”, ha manifestado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí