Luis José Cillero (Colegio Peñacorada): “El directivo de un centro ha de contar con una clara visión de la realidad educativa y social”

Luis-José Cillero, director del Colegio Internacional Peñacorada

El Colegio Internacional Peñacorada de León lleva en su ADN la cultura del emprendimiento, como no podría ser de otra manera teniendo en cuenta que sus fundadores fueron emprendedores de éxito, aunque en aquella época sólo se les llamaba empresarios. Su director es Luis-José Cillero, doctor en Humanidades, licenciado en Filosofía y Letras, Diplomado en Magisterio y Máster en Dirección de Centros Educativos. Desde hace 23 años está al frente de este colegio que está integrado en Arenales Red Educativa. Como podrán comprobar, tiene una clara visión sobre cómo deben ser los directivos y los educadores de su colegio, adaptados a una realidad que cambiar a gran velocidad, pero que pone la profesionalidad y la humanidad por encima de todo lo demás.

Su centro ha apostado fuertemente por el fomento del emprendimiento a través del programa Genyus School ¿Nos puede hablar de ello?

Forma parte del ADN del colegio Peñacorada la cultura del emprendimiento. Quienes fundaron este centro educativo fueron empresarios con una larga trayectoria de éxito que al final de sus vidas quisieron dejar esa huella de mentalidad emprendedora entre los jóvenes de su tierra. Para nosotros el arquetipo de la cultura empresarial que presentamos a las futuras generaciones como ejemplo es David Álvarez, fundador del grupo EULEN.

Genyus School es un programa dirigido a jóvenes entre 5 y 18 años con el que se trata de impulsar el desarrollo personal a través de la diversión productiva. Su contenido y el método de trabajo en el aula hacen que queramos despertar entre los alumnos la motivación de querer «hacer cosas nuevas».

Para Peñacorada el “espíritu emprendedor” no se limita al futuro profesional del alumno, sino que lo traemos al hoy y ahora; consideramos que se emprende en la familia, con los amigos y en la empresa. Qué mejor que contar con una asignatura que nos invita a “jugar” creando nuestra propia empresa.

El programa Genyus trababa también las soft skills algo que también trabajan desde el modelo IAM ¿Nos puede hablar de las ventajas de este modelo?

IAM son las siglas de las palabras: Innovación, Autonomía y Mentoring. Ahí está la médula de nuestro sistema de trabajo. Los alumnos actuales aprenden de manera diferente y son menos receptivos a las pedagogías basadas en un aprendizaje esencialmente pasivo. Viven en un mundo en el que el conocimiento se comparte en la red y su aprendizaje no se limita únicamente a lo que sucede en las aulas.

La progresiva evolución de la tecnología dentro de un mundo globalizado ha creado un nuevo perfil de alumno con capacidad de adaptación, comunicación, innovación, así como habilidades de pensamiento creativo y de colaboración, un conjunto de competencias que se está volviendo cada vez más importante para el mundo laboral. Por lo tanto, los alumnos de hoy requieren de un aprendizaje personalizado, conectado y flexible.

¿Qué les aporta pertenecer a una red de colegios como Arenales?

Arenales Red Educativa, es una organización que, bajo una visión cristiana de la persona y del mundo, defiende compartir conocimiento entre los distintos centros, así como colocar a las familias en el mismo lado que los colegios.

Somos treinta y cuatro centros educativos en España y en el mundo que nos apoyamos los unos a los otros, aprovechando los servicios comunes para crecer, a la vez que defendemos como cultura de empresa que la experiencia se comparte. Este es uno de los principios básicos que definen el espíritu de Arenales Red Educativa, tal y como expresó nuestro director académico, José Luis Marrero en las jornadas de trabajo celebrada este verano.

Para Arenales, todos aprenden de todos en busca de una inteligencia compartida que permite colaborar eficazmente, ya que compartir no resta, compartir no divide, al contrario, nos hace mejor a nosotros mismos a la vez que se ahorra tiempo y esfuerzo.

¿Qué cualidades o perfil debe tener el profesor de Peñacorada?

A nuestros profesores les pedimos en primerísimo lugar que sean unos sólidos y solventes profesionales de la educación. Inmediatamente después queremos que sean unos verdaderos maestros inspiradores de sus alumnos y que les ayuden a crecer como personas.

Si el profesor, en estrecha colaboración con la familia, es el motor de la formación de los alumnos, ha de conocerlos bien, dedicará tiempo a saber qué es lo que cada uno precisa y requiere en su desarrollo personal y, por supuesto, contará con unidad de vida entre lo que el colegio ofrece a las familias y lo que él vive; ahí estará su credibilidad.

¿Y el directivo?

A nuestros directivos les pedimos liderazgo en su tarea. Ese liderazgo se ha de manifestar en su preparación intelectual, que ha de ser permanente; en las habilidades sociales para tratar con las familias, con los profesores y los alumnos, a eso se llama empatía profesional; han de estar inmersos en el mundo real, conocer lo que ocurre a nuestro alrededor para saber interpretar todo ello y descubrir cómo afecta a la vida de nuestros alumnos… es decir, queremos que nuestros directivos sean personas muy humanas pero a la vez muy excepcionales por saber que la clave de la educación es el cariño que se ponga con cada persona con la que compartes tu jornada, ya sea un adulto o un niño.

¿Cuáles son y serán los principales retos a los que se enfrenta o se enfrentará un directivo de un colegio privado como el suyo en el presente y en el futuro más próximo?

Considero que el directivo de un centro como el nuestro ha de contar con una clara visión de la realidad educativa y social en la que se desenvuelven los alumnos y las familias. Deberá estar formado e informado para, por una parte, mantener el carácter educativo de la institución a la que representa y a la vez ponerse en la vanguardia de los avances técnicos que permitan que sus alumnos sean unos excelentes profesionales en el mañana. Un buen directivo ha de contar con los cambios que de forma tan acelerada se producen en nuestro tiempo y por consiguiente cuidará la fortaleza de sus alumnos para estar en el hoy y ahora sin “romperse”.

¿Qué aporta el marketing y la comunicación en la gestión de los centros de educación? ¿Qué otras áreas merecen cada vez mayor dedicación?

Si todo lo que se hace en los centros educativos, gracias al trabajo de los maestros y profesores, no se conoce estamos cometiendo una injusticia con estos grandes profesionales y, por otra parte, estamos impidiendo aquello que le comentaba más arriba en esta misma entrevista: “compartir la experiencia”.

La comunicación interna dirección-profesores-familias, como la externa que se abre a todos los campos de la sociedad, permitirá que nuestros centros educativos estén cada vez más presentes en la cultura de nuestro tiempo, tanto en la filosofía empresarial como en los mercados de trabajo.

¿Cómo cree que es (o debe ser) el mejor centro educativo del mundo?

Si partimos de la premisa de que el centro perfecto no existe considero que “el mejor colegio” será aquel que unos padres puedan elegir con total libertad y responda con calidad a sus criterios de elección.

Por lo que a mí personalmente respecta, sin lugar a duda, ha de ser un lugar en el que los alumnos se sientan felices, y esa felicidad vendrá del ambiente que los maestros transmitan. Ha de ser un colegio en el que el profesor tenga una clara vocación docente y ejerciéndola se sienta realizado. El centro ideal será aquel en el que la cultura del esfuerzo contribuya al crecimiento de la persona, no como un lastre, sino como una potencia interior para ser mejor.

De ese colegio deberían salir los hombres y las mujeres que tuvieran los valores necesarios para transformar este mundo por otro más justo y mejor.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí