María Elvira Bravo (CECE Extremadura): “El descenso de la natalidad supone la principal amenaza para los centros concertados y privados extremeños”

María Elvira Bravo (Pta. CECE Extremadura):

Los retos y las dificultades de los centros concertados y privados, los que tienen que ver con el descenso del número potencial de alumnos, la aplicación de las nuevas leyes educativas o la puesta en marcha del primer curso de la era post-covid no varían mucho entre las diferentes comunidades, aunque cada una tiene sus peculiaridades.

María Elvira Bravo, preside CECE Extremadura y conoce bien esos problemas que vive tanto al frente de la organización como en la Cooperativa Extremeña de Enseñanza «Luz», en el Colegio Giner de los Ríos de Cáceres. Con ella hablamos de esos problemas y de este comienzo de curso agitado, por usar casi un eufemismo. Pero también en esta charla nos ayuda a poner la vista en el medio y largo plazo, porque en a gestión educativa, como la propia educación, no es cuestión de esprintar, sino de llevar a cabo esfuerzos sostenidos durante amplios periodos de tiempo.

¿Cómo comienza este curso con tantas novedades y no sé si también tantos problemas en los colegios extremeños?

Empezamos, como siempre, con mucha ilusión y muchas ganas de trabajar para que todo vaya lo mejor posible. Es cierto que este curso las novedades son muchas, estamos en un momento de cambio legislativo y también en el proceso de recuperación de la “normalidad” previa a la pandemia, ambas cosas van a determinar que este sea un curso diferente, pero lo afrontamos con mucho ánimo.

¿Aplicar los nuevos currículos es el principal reto de este curso 2022-23?

Desde luego ese va a ser un reto importante para el profesorado, aunque los que llevamos cierto tiempo en educación no es la primera vez que tenemos que adaptarnos a nuevas leyes. La falta de estabilidad de la legislación educativa española es un hándicap añadido a los numerosos problemas que de por sí implica la labor educativa.

Los últimos años están siendo muy difíciles para equipos directivos y docentes: el COVID, las nuevas leyes educativas… ¿Están cansados, antes de empezar el curso, los profesionales de la educación?

Los equipos directivos llevan un peso muy importante sobre sus espaldas a lo largo del curso ya que a los problemas derivados de la gestión pedagógica y de los recursos humanos de los centros educativos hay que sumarles muchas dificultades que proceden de la falta de previsión y exceso de burocracia que procede de la administración educativa. En Extremadura, por ejemplo, viene siendo habitual que durante el mes de agosto los directivos sigan teniendo que permanecer en los centros porque hay plazos abiertos (recogida de becas, por ejemplo) y documentación que entregar.

El profesorado, por su parte, se ha visto sujeto en los últimos años a un notable esfuerzo de actualización digital, de cambio en la concepción de la propia labor docente debido a la situación sanitaria y, este verano, además, muchos de nosotros, hemos aprovechado para actualizarnos y conocer los nuevos currículos, preparar programaciones, etc.

Lo cierto es que apenas hemos podido desconectar. Es una realidad muy alejada a la visión popular de las vacaciones de los profesores…

Al menos ya no hay restricciones por el COVID.

Sí, es un alivio recuperar la cercanía con las familias y el alumnado, siempre manteniendo la prudencia para evitar volver a la situación que acabamos de dejar atrás.

El descenso de alumnos por la baja natalidad puede poner en peligro el futuro de centros concertados y privados. ¿Cuál es la situación en Extremadura?

En Extremadura, como sucede a nivel general, el descenso de la natalidad supone la principal amenaza para los centros concertados y privados. La población es cada vez menor y las ratios mínimas cada vez más difíciles de cumplir por lo que, en el caso de los centros concertados, cada curso vemos cómo algunos centros pierden líneas o se cierran unidades, con la pérdida de puestos de trabajo que conlleva. Esta situación se ve agravada por las políticas de distribución de fondos de resiliencia para crear plazas escolares en primer ciclo de Infantil exclusivamente en centros públicos. Esta práctica supone un desvío temprano de alumnado a la red pública que dificulta aún más la supervivencia de los centros concertados.

El marketing educativo es una herramienta que puede ayudar a solventar estos problemas. ¿Los centros agrupados en CECE Extremadura lo valoran y lo usan?

Unos años atrás, cuando el número de escolares era notablemente superior al actual, muchos centros privados no necesitaban invertir esfuerzos extra en darse a conocer porque el “boca a boca” era suficiente para completar las plazas que se ofertaban cada curso. Desde hace unos años, como he comentado, esta situación ha ido variando y cada vez se hace más necesario para los centros de todo tipo de titularidad tener presencia en redes sociales, Internet y otros medios divulgativos. El marketing educativo es una ayuda importante en estos momentos. Desde CECE Extremadura se facilita a los centros información y herramientas para mejorar su presencia en los medios.

¿Cómo ayuda CECE Extremadura a las direcciones de los centros asociados?

En este momento CECE Extremadura está en un proceso de mejora que pretende multiplicar los beneficios que los centros federados pueden obtener a través de la Federación. Actualmente nuestra entidad informa, asesora y pone a disposición de los Equipos Directivos y titulares de los Centros múltiples recursos para mejorar la gestión de los mismos, muchos de ellos a través de la pertenencia a la Confederación Española de Centros de Enseñanza. Estamos trabajando para ofrecer cada día más servicios a nuestros federados.

¿Qué cualidades necesita un directivo de un centro educativo como el suyo, que es una cooperativa?

En las cooperativas, por su propia concepción, hay que distinguir dos tipos de directivos. Por un lado está el Consejo Rector (presidencia y vicepresidencia, tesorería, secretaría y vocales) que gestiona empresarial y económicamente la cooperativa y que requiere formación acorde a esas funciones y, muchas veces, alejada de la formación inicial que recibimos los profesores.

Por otro, tenemos los Equipos Directivos (directores, jefes de estudios, etc.), que se encargan de la gestión pedagógica y cuyos cargos requieren una constante actualización para adaptarse a las necesarias innovaciones que implica el día a día de los centros. En ambos casos es importante el liderazgo, la habilidad para resolver conflictos y generar un buen clima, la capacidad organizativa, la flexibilidad y la disposición para estar continuamente formándose.

La feria universitaria UNIEXPO se va a celebrar por 5º año en Extremadura con la colaboración de CECE. ¿Qué importancia tienen este tipo de ferias?

Creo que es fundamental brindar al alumnado la posibilidad de conocer las distintas carreras y universidades a las que puede acceder para facilitar, así, la toma de decisiones tanto al finalizar la enseñanza obligatoria (para elegir el bachillerato correcto) como cuando tengan que definir qué enseñanzas universitarias afrontar. En este sentido, Uniexpo facilita información relevante de primera mano y da la oportunidad, además, de consultar todo aquello que cada estudiante necesite saber directamente a los representantes de las universidades.

¿Cómo se imagina al mejor colegio del mundo?

El mejor colegio del mundo es aquel en que todo el alumnado se siente seguro, querido e incluido y disfruta del aprendizaje en un entorno de experiencias guiadas por profesores innovadores y entregados. Mucho más que los espacios y los recursos importan las vivencias, experiencias y el crecimiento académico y personal de cada una de las personas que forman parte de la comunidad educativa. Quiero pensar que la mayoría de los colegios actuales cumplen esos requisitos y son, para cada uno de sus alumnos y alumnas, los mejores colegios del mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí