Más de 300 obras participan en la vigésimo octava edición del Premio Edebé

Entre los temas propuestos, predomina la novela fantástica y realista sobre acoso escolar o temas ecológicos en la modalidad infantil, mientras que las novelas realistas sobre booktubers, influentes, conflictos juveniles e historias fantásticas destacan en la categoría juvenil. El Premio Edebé cuenta con una dotación económica de 55.000 euros: 30 mil para la obra juvenil y 25 para la infantil.

En esta edición se han presentado 227 obras en la categoría infantil y 119 en la juvenil: 267 escritas en castellano, 59 en catalán, 11 en gallego y 9 en vasco; las que hayan sido presentadas en las cuatro lenguas tienen las mismas oportunidades de conseguir el premio que se celebrará el 29 de enero en Barcelona. Durante la vida de este premio 35 obras en castellano, 14 en catalán y 4 en gallego han conseguido ser galardonadas.

La organización de este certamen ha dado a conocer la procedencia de las novelas, con una amplia representación de las comunidades autónomas españolas; sobresaliendo Cataluña con 53 y Madrid con 50, seguidas por Andalucía con 41, Valencia con 29, el País Vasco con 12, 10 procedentes de Galicia, 9 desde Aragón y 6 de Asturias. También obras procedentes de Argentina, Colombia, Cuba, México, Uruguay, Venezuela y Chile.

El Premio Edebé de literatura infantil y juvenil ha ido consolidándose a lo largo del tiempo como uno de los más importantes a nivel nacional e internacional, consiguiendo un gran número de lectores. Algunos, como ‘La isla de Bowen’ (2013), de César Mallorquí, y ‘Palabras envenenadas’ (2011), de Maite Carranza llegaron a ser distinguidos con el Premio Nacional, concedido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte; y con el Premio Strega a obra extranjera ‘Molsa’ (2017) de David Cirici. En ediciones anteriores ganaron Maite Carranza, con ‘Safari’, y Elia Barceló con ‘El efecto Frankestein’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí