Uno de cada dos universitarios reconoce algún problema de salud mental, uno de cada cinco con ideas suicidas

Estudiantes universitarios Imagen de StockSnap en Pixabay

Más del 50% del estudiantado universitario ha percibido la necesidad de apoyo psicológico por problemas de salud mental recientes durante el pasado cuatrimestre, y también más del 50% ha consultado alguna vez con algún profesional sanitario por un problema de salud mental, según el estudio sobre ‘La salud mental en el estudiantado de las universidades españolas’, recién hecho público por los ministerios de Universidades y de Sanidad y que puede consultarse completo en este enlace.

Liga este nuevo estudio con el publicado en marzo de este año por la Universidad de Oviedo, que determinaba que los universitarios españoles presentan una alta prevalencia de problemas emocionales y académicos tras la pandemia del coronavirus. Fue la principal conclusión del estudio ‘Problemas y Demandas de Tratamiento Psicológico del Alumnado Universitario en la Pospandemia’ liderado por investigadores de la Facultad de Psicología de la Universidad de Oviedo, en colaboración con 35 universidades españolas.

El Ministerio de Universidades, junto al Ministerio de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública, pusieron en marcha un equipo de trabajo el pasado mes de marzo de 2022 para diagnosticar la salud mental del estudiantado universitario y estimular políticas universitarias que beneficien el bienestar del estudiantado universitario.

Ansiedad y pensamientos suicidas entre los estudiantes

En relación con las variables de salud mental, uno de cada dos estudiantes universitarios que contestaron la encuesta presentaba síntomas depresivos y de ansiedad moderada o grave en las últimas dos semanas.

Destaca que, en las dos fases del estudio, las estudiantes de sexo femenino presentaron de forma significativa un mayor porcentaje de síntomas depresivos, ansiedad e insomnio clínico o grave y un porcentaje menor de consumo de riesgo de alcohol, comparadas con los estudiantes de sexo masculino.

En este estudio, la prevalencia de pensamientos suicidas durante las dos semanas previas es de uno de cada cinco estudiantes, aproximadamente.

En cuanto a los antecedentes de salud mental, es de destacar que, en ambas fases del estudio, el 17% de los estudiantes de la primera y segunda fase de la encuesta declaró que algún profesional médico le había prescrito tranquilizantes, ansiolíticos, antidepresivos o hipnóticos en el cuatrimestre anterior.

Propuestas de mejora

Por otro lado, el estudio cualitativo, realizado por la Cooperativa Aplica, ha tenido como objetivo identificar los recursos que contribuyen a mejorar las capacidades del estudiantado para tener buena salud y bienestar, además de mostrar las barreras que limitan dichas capacidades y las estrategias de mejora del bienestar emocional en el estudiantado universitario.

En el estudio existen ochenta y seis propuestas realizadas por el alumnado para mejorar su bienestar emocional y que han sido agrupadas y sintetizadas

Algunas propuestas de mejora que el alumnado demanda son agilizar los trámites de las becas y los plazos de resolución, el fomento de espacios de encuentro para el alumnado, acceso ágil a la información de los servicios universitarios y reducción de la burocracia, garantizar las necesidades especiales de las personas con discapacidad de acceso al aula, fomentar la formación continuada del equipo docente y mantener una ratio adecuada en el aula y los grupos reducidos, lo que facilitaría el acceso a una relación con el profesorado más cercana y de mayor confianza.

Pero también se recomienda establecer protocolos preventivos contra la discriminación y el acoso, cuidar el trato en el cambio de nombre de las personas trans e intersexuales fomentar las prácticas externas y aumentar el contenido práctico en los planes de estudio y fomentar encuentros a nivel estatal y promover foros de encuentro para compartir experiencias que mejoren la vida en la universidad.

Todo este proceso consultivo y de análisis busca ofrecer a todos los actores implicados en el sistema universitario una guía para diseñar políticas que beneficien la salud mental del estudiantado, animando además a la realización de otros análisis que amplíen la información sobre la situación y que generen recomendaciones útiles para la comunidad universitaria.

A propósito de esta cuestión, en ÉXITO EDUCATIVO recurrimos a la opinión experta de la doctora y psicóloga clínica Silvia Álava, para quien uno de los problemas de base se encuentra en que “estamos elevando el nivel de exigencia a los estudiantes universitarios”, mientras que, advierte, “no les estamos dotando de herramientas o de más capacidades”.

En este ámbito, en declaraciones exclusivas recogidas en este vídeo, opina que hay que trabajar las soft skills entre los estudiantes universitarios, como también adiestrarle en una mejor gestión el tiempo y en más eficaces técnicas de estudio.

En los últimos años se han identificado bajos niveles de bienestar emocional de algunos sectores de la población, especialmente agravados por los efectos de la pandemia de la COVID-19, que plantean implicaciones preocupantes desde el punto de vista de la Salud Pública.

La crisis sanitaria global ha puesto de manifiesto la importancia de abordar los problemas de salud mental en la población universitaria, especialmente en lo que se refiere a la socialización y al crecimiento personal y colectivo, según se desprende del estudio y afirma el Ministerio de Universidades.

Metodología del estudio

En este estudio han participado representantes de CRUE Universidades Españolas y del CEUNE, con el objetivo de realizar un diagnóstico detallado sobre la situación de la salud mental del estudiantado universitario en España. Un estudio que nace con el fin de tener una foto exhaustiva de este colectivo, en colaboración con el Centro de Salud Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM) y la cooperativa Aplica.

Se han realizado dos análisis, uno de carácter cuantitativo y otro cualitativo. Por un lado, el análisis cuantitativo, realizado por CIBERSAM y coordinado por el doctor Rafael Tabares, tiene como fin el describir la prevalencia de los problemas de salud mental en el estudiantado de las universidades públicas y privadas españolas, para poder disponer de datos globales reales de la situación a día de hoy.

Para la realización de esta investigación se realizaron dos encuestas a nivel nacional en dos periodos diferentes del calendario académico. La fase I se realizó del 2 de noviembre al 14 de diciembre 2022, mientras que la fase II se llevó a cabo del 12 abril al 22 de mayo 2023. En estas dos encuestas, se han incluido variables de interés (demográficas, aislamiento social, relacionadas con los estudios, razones subjetivas para el malestar, etc.), a través de la implementación de cuestionarios para el cribado de síntomas de ansiedad y depresión, abuso de alcohol y otras sustancias, pensamientos y conductas suicidas, entre otros.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí