Más poder para los alumnos y más facilidades para ser rector en la nueva LOSU

Joan Subirats, ministro de Universidades

El ministro de Universidades, Joan Subirats, ha presentado el borrador de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU). Entre sus principales novedades hay que resaltar la rebaja del nivel de exigencia para ser rector, y que los alumnos podrán controlar los planes de estudio y los exámenes.

Papel de los alumnos

El papel de los alumnos será vinculante para crear los planes de estudio y las guías docentes, así como en su proceso de implementación. La nueva ley obliga a las universidades a garantizar la participación de los alumnos en la creación del conocimiento y su concreción en los planes de estudios y las guías docentes».

Es decir, tendrán algo más que opinión sobre el temario y los exámenes. El auténtico sentido de la palabra “vinculante”, ha sido motivo de las preguntas de los periodistas. El ministro ha explicado que eso no significa que los alumnos vayar a decidir qué examen va a ponerse, “esto va a ser negociado, hablado y discutido con ellos». Subirats ha precisado que entender que «vinculante» es que los alumnos decidirán los exámenes «sería una interpretación abusiva de la palabra vinculante».

Como ya se había anunciado, la ley reconoce por primera vez el derecho a paro académico de los estudiantes. Como informamos en ÉXITO EDUCATIVO, los alumnos no estarán obligados a hacer exámenes ni entregar trabajos cuando se convoque una huelga. También se reconoce como un nuevo derecho de los alumnos recibir orientación psicopedagógica y el cuidado de la salud mental y emocional.

Menos requisitos para ser rector

Finalmente, el anteproyecto ha rebajado mucho las exigencias previstas en el texto anterior elaborado siendo ministro Manuel Castells. Ahora los candidatos no tienen que ser catedráticos, ni tendrán que acreditar un tiempo mínimo de experiencia como docentes, investigadores o gestores.

El texto dice literalmente que «los candidatos o candidatas deberán ser funcionarios o funcionarias, doctores o doctoras, de los cuerpos docentes universitarios, y reunir los méritos de investigación, docencia y experiencia de gestión universitaria en algún cargo unipersonal que determinen los Estatutos». Cada universidad será ahora la que establezca qué condiciones exige para ser rector, pero de acuerdo con el texto el único requisito es ser funcionario docente. Se ha vuelto a la propuesta inicial del ministro Castells, que generó una encendida polémica por lo que finalmente incluyó otros requisitos como varios sexenios o quinquenios de investigación, docencia y experiencia de gestión universitaria, que ahora desaparecen.

Además, la elección será por un periodo de 6 años, frente a los 4 de ahora, pero “improrrogables y no renovables”.

Más novedades

Entre otras novedades, la nueva LOSU establece que las acreditaciones para ser catedrático y profesor titular ya no estarán en manos de la Aneca, sino que las harán harán agencias de evaluación de las comunidades autónomas que firmarán convenios con esta agencia estatal.

Se apuesta por la formación a lo largo de la vida, un objetivo para conectar las universidades a las necesidades actuales de la sociedad, que se convierte en una función básica de la universidad. Se establecerán títulos propios de formación a lo largo de la vida mediante modalidades diversas, incluidas microcredenciales, microgrados y otros programas de corta duración y que podrán tener reconocimiento académico.

La nueva LOSU plantea alcanzar un gasto del 1% del PIB. Según explica en su nota el Ministerio, esto supone un avance en relación a los datos actuales de gasto que rondan el 0,7% de media del PIB, después de una década en que las universidades se han visto afectadas por los recortes y políticas de austeridad producidas por la anterior crisis económica de 2008.

Plantea medidas para reducir la precariedad de los docentes, entre ellas fijar en el 20% el máximo de profesores con contrato laboral temporal, reserva del 15% de plazas para profesores “que llevan años contratados bajo figuras no adecuadas (asociado, visitante u otras)”, recuperar el valor original de la figura de profesor Asociado, con un máximo de 120h lectivas e incorporación del profesorado Sustituto cuya finalidad exclusiva es la de sustituir al PDI con derecho a reserva de puesto de trabajo que suspenda temporalmente sus servicios.

La carrera académica pasa a tener tres etapas en vez de las cuatro de la LOU; acceso, estabilización y promoción. Desde el inicio los estudios de doctorado hasta la estabilización solo pasaran diez años, consiguiendo así un rejuvenecimiento de la plantilla universitaria.

El claustro será el órgano de máxima representación y participación de la comunidad universitaria garantizando siempre un 25% de mínimo de representación del estudiantado así como una representación del 51% para el personal docente e investigador.

Y en materia de género, para crear una universidad, pública o privada, se deberá contar con planes de igualdad, medidas para eliminar la brecha salarial y protocolos frente a todo tipo de acoso. Por otra parte, las Unidades de Igualdad y las de Diversidad serán obligatorias y todos los órganos de las universidades y las comisiones de evaluación o selección de personal serán paritarios (mujeres y hombres).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí