Materiales educativos con realidad virtual para abordar la violencia machista en los grados en ciencias de la salud

Un nuevo proyecto de innovación docente coordinado por el Grupo de Investigación Educativa en Ciencias de la Salud (GRECS) de la Universitat Pompeu Fabra desarrollará materiales con realidad virtual para abordar la violencia machista en los grados en ciencias de la salud.

El proyecto está financiado por la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR) y cuenta con la participación del Campus docente Sant Joan de Deu, la Universidad de Vic e ImmersiumStudio (spin-off de la UOC), una compañía especializada en la creación de experiencias de aprendizaje mediante tecnologías inmersivas, según informa la UPF.

Una estrategia para perfeccionar la asistencia, la ayuda y la protección es garantizar que en la formación de los futuros profesionales de la salud se incorporan procesos de enseñanza aprendizaje significativos que contribuyan a mejorar el abordaje de la violencia machista desde los servicios de salud. En el marco de la educación superior catalana en ciencias de la salud, no hay desarrollados programas ni recursos educativos que cubran esta necesidad formativa.

En este sentido, el proyecto busca capacitar a los estudiantes para identificar situaciones de violencia machista con una mirada interseccional y sensible a diferentes tipos de violencias.

Por eso el proyecto “Abordaje de la violencia machista en grados de ciencias de la salud: ABP y realidad virtual” creará recursos educativos para trabajar el abordaje de la violencia de género con estudiantes de grados de medicina, enfermería, fisioterapia, terapia ocupacional, y ciclos formativos de grado superior en integración social.

Los objetivos específicos de los materiales son capacitar a los estudiantes para identificar situaciones de violencia machista con una mirada interseccional y sensible a diferentes tipos de violencias (física, psicológica, económica, sexual). Por otro lado, también buscan capacitar a los estudiantes para que conozcan el circuito de intervención, puesto que implica una actuación interdisciplinaria, no solo dentro de los servicios de salud sino en coordinación con otros agentes implicados (servicios sociales, servicios educativos, cuerpos policiales, instancias judiciales o servicios penitenciarios).

El aprendizaje basado en problemas y el uso de escenarios de realidad virtual inmersiva

Los materiales estarán basados en la metodología de aprendizaje basada en problemas (ABP) porque permite trabajar desde situaciones cotidianas y reales que afrontan los y las profesionales.

Mar Carrió, coordinadora del proyecto, explica que “se trata de una estrategia de aprendizaje activo en que los y las estudiantes analizan en profundidad problemas complejos, identifican sus necesidades de aprendizaje, investigan y elaboran propuestas y soluciones incorporando diferentes puntos de vista”.

El proceso de aprendizaje está dirigido por el estudiantado y el docente adquiere el rol de facilitador del aprendizaje, esto hace que el aprendizaje sea más significativo y transformador. Esta aproximación permite desarrollar competencias transversales clave para abordar las violencias machistas, como son el trabajo en equipo, las estrategias de comunicación, la gestión emocional, el pensamiento sistémico, el pensamiento crítico y creativo y la conciencia de una misma.

Se diseñarán escenarios de ABP que se puedan trabajar con grupos interprofesionales, donde participen estudiantes de diferentes grados de ciencias de la salud.

El aprendizaje inmersivo fomenta especialmente la empatía puesto que permite vivir diferentes situaciones desde diferentes puntos de vista. Facilita que la persona desarrolle diferentes roles, mediante la toma de decisiones, que normalmente no sería posible.

Por otro lado, la incorporación de experiencias formativas inmersivas refuerza el carácter vivencial de la experiencia, puesto que el usuario/a, al usar las gafas de Realidad Virtual, es trasladado al centro de la experiencia y se ve rodeado totalmente por el contexto creado y aislado de su entorno físico real.

El equipo que llevará a cabo está formado por docentes de educación superior especialistas en ABP y perspectiva de género en docencia, y tecnólogos especialistas en metodologías inmersivas. Las tres instituciones de educación superior que participan implementarán los recursos educativos diseñados en sus grados y ciclos formativos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí