Mazón ultima un protocolo ante las agresiones a docentes

fist bump, boy, outside

La Conselleria valenciana de Educación, Universidades y Empleo del Gobierno valenciano, que preside el popular Carlos Mazón, ultima un protocolo ante las agresiones a docentes en el ejercicio de su función e incorporará formación en la prevención y cuidado de la salud mental.

El conseller José Antonio Rovira ha explicado que la Dirección General de Innovación e Inclusión Educativa, la Dirección General de Personal Docente y la Dirección General de Función Pública han dado luz verde al borrador de resolución “en el que se establece el protocolo de apoyo, asesoramiento y acompañamiento al personal de los centros educativos frente a agresiones producidas en el ejercicio de sus funciones”.

Rovira recuerda que desde el mes de diciembre la Conselleria está trabajando en la actualización del decreto 195/2022, que regula la convivencia en el sistema educativo. “Y se trabaja en diferentes frentes, como la regulación del uso de los móviles, las agresiones entre alumnado y las agresiones a docentes”.

El titular de Educación ha explicado que en el protocolo se incluye al personal docente y no docente que desempeña sus funciones en los centros educativos.

En la última reunión entre la Dirección General de Innovación e Inclusión Educativa y la Dirección General de Personal Docente se concretaron y definieron los procedimientos pendientes. Se está dando prioridad a esta cuestión para publicar la resolución en la que se prevé un protocolo específico que recoja la singularidad, atención, acompañamiento y seguimiento de todos los casos de agresión al personal de los centros educativos.

Además del protocolo ante las agresiones, se ha decidido trabajar en la formación sobre salud mental para su cuidado y prevención con sesiones en los meses de abril, mayo, junio y julio.

“Se está trabajando en un plan de salud mental que entrará en funcionamiento el próximo curso. Era un compromiso del presidente Mazón que se desarrolla conjuntamente por parte de tres consellerias: Sanidad, Educación y Servicios Sociales”, señaló el conseller. Con este plan, a partir del próximo curso cada área de salud dispondrá de un psicólogo clínico que atenderá a los centros educativos.

El de la salud mental es uno de los principales problemas que afecta al cuadro docente, como puso de manifiesto a finales de 2023 el I Estudio nacional sobre el estado de ánimo de los docentes que impulsaron este diario, ÉXITO EDUCATIVO, Educar es Todo y la Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA.

Un problema generalizado

Uno de los últimos estudios sobre esta problemática, data de finales del año pasado y los datos no ocultan una realidad que cada vez preocupa más a los directivos de centros educativos, empeñados como deben estar en que este tipo de situaciones no vayan a más y, por el contrario, desaparezcan por completo.

El elaborado por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) sobre la situación en las aulas de la escuela pública, revela que el 91 por ciento de los profesores denuncia problemas de convivencia en sus clases. Además, casi el 72 por ciento reconoce haber sufrido agresiones verbales, físicas o amenazas por parte del alumnado, y el 39 por ciento confiesa haber sido víctima de la violencia de las familias de los estudiantes.

El estudio se realizó mediante cuestionarios a más de 3.000 docentes que trabajan en centros públicos de Enseñanza Primaria y Secundaria de todas las comunidades autónomas, para conocer de primera mano las situaciones que se viven diariamente en las clases.

La encuesta pone de manifiesto los problemas de convivencia diarios entre alumnos y entre alumnos con profesores. En este sentido, otro dato especialmente preocupante es que más de la mitad de los docentes (casi el 60 por ciento) reconoce que en sus aulas se producen agresiones frecuentes entre alumnos.

Por etapas académicas, en Educación Primaria, el 82 por ciento de los profesores detecta problemas de convivencia, y más de la mitad (el 55 por ciento) afirma haber sido agredido por parte del alumnado. La agresividad también es habitual entre los estudiantes a pesar de su edad (entre 6 y 12 años), ya que el 48 por ciento de sus maestros confiesa que sus estudiantes recurren habitualmente a la violencia entre ellos.

Todos estos porcentajes empeoran en la Enseñanza Secundaria, donde el 94 por ciento de los profesores reconocen problemas de convivencia en sus clases (frente al 91 por ciento del total).

También sufren más agresiones o faltas procedentes del alumnado (casi 80 por ciento frente a la media total de 71 por ciento); mientras que el porcentaje de agresiones o faltas por parte de las familias de alumnos apenas varía (36 por ciento). Los estudiantes también son más violentos entre sí (el 65 por ciento de los profesores confiesa que las agresiones entre el alumnado son frecuentes).

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí