Michael Johanek (Red Interamericana de Liderazgo Educacional): “Para internacionalizar un líder educativo debe empezar por hablar con toda su comunidad”

Michael Johanek (Red Interamericana de Liderazgo Educativo)
Michael Johanek en la University of Pennsylvania

En nuestro afán por seguir conversando con líderes educativos del otro lado del Atlántico, en esta ocasión nos vamos a Estados Unidos para hablar de liderazgo con Michael Johanek, un profesional de la educación que dirige junto a otro grupo de académicos de varias universidades de prestigio de Estados Unidos e Iberoamérica la Red Interamericana de Liderazgo Educacional. En este ambicioso proyecto participan instituciones académicas de seis países de la talla de la University of Pennsylvania (EE.UU), Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Católica de Maule (Chile) Universidad Católica del Uruguay, Universidad Católica de Córdoba (Argentina), Universidadde los Andes (Colombia), Universidad de La Sabana (Colombia), Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (México) y la Fundación Varkey.

El Dr. Mike Johanek es Senior Fellow y Director en la Universidad de Pensilvania y socio Fundador de RILE, pero sobre todo es un destacado líder en el campo de la educación, reconocido por su profundo compromiso con el avance del liderazgo educativo en todo el continente americano. Su experiencia y visión han impactado positivamente a líderes educativos en etapas avanzadas de sus carreras profesionales. Con una trayectoria que abarca desde la enseñanza en escuelas secundarias en Estados Unidos y Perú hasta roles directivos en organizaciones clave como Teachscape y The College Board, Johanek es un pionero en la promoción del desarrollo profesional en el ámbito educativo. Su compromiso continuo se refleja en su labor como miembro del directorio de Research for Action, donde su experiencia contribuye a impulsar la investigación y evaluación educativa hacia nuevos horizontes.

¿Cómo surge la idea de crear la Red Interamericana de liderazgo educativo?

Comenzó como una colaboración con la Universidad Católica de Chile, con la idea de organizar una conferencia o un diplomado y ya llevamos trabajando 14 años y somos 9 miembros de 8 universidades y una Fundación. Existían otras redes donde se hablaba de política y otras cuestiones, pero que no estaban llegando al trabajo diario de los directivos y romper muchas veces ese aislamiento en el que están. En definitiva, queríamos realmente acompañar los lideres en el campo, construyendo una infraestructura de apoyo, formación, e investigación.

¿Cuales son sus principales objetivos?

Bueno, dar vista al trabajo de los líderes escolares, en todo su complejidad y desafío, y con el agradecimiento que merecen. De allí, surgen principalmente tres propósitos. En primer lugar, conectar profesionales de distintos puntos de América, que un director de México D.F pudiera conectar con un de Santiago de Chile. En enero de este año organizamos con la Universidad Católica de Chile una conferencia híbrida en la que participaron más de 6.000 participantes de más de 20 países. En segundo lugar, para desarrollar herramientas que ayuden en su trabajo, para ello estamos organizando un diplomado internacional con una parte de investigación profesional. En tercer lugar, estamos levantando investigaciones aplicadas para fortalecer nuestra capacidad para apoyar la formación de líderes. Ahora, estamos desarrollando una herramienta digital de simulación de las tareas de toma de decisión diarias, basado y revisado por líderes con experiencia en la región. Así, por ejemplo que puedan ayudar a qué hacer ante un padre enojado u otras situaciones que puedan vivir en vivo pero en un entorno seguro y con reflexión antes de experimentar la situación en vivo. A través de las simulaciones, como son escalable, estamos compartiendo experiencias actuales para que los directores veteranos puedan compartir su conocimiento con los novatos y entender bien los procesos de la práctica diaria, pues no tenemos tanta investigación en ese punto.

¿Difiere mucho el modelo de liderazgo educativo en Norteamérica respecto a Iberoamérica?

Se están acercando cada vez más. Ha habido una larga tradición en los directivos de la administración pública, pero no tanto para otros aspectos de la gestión. Lo que varía mucho es la tradición de liderazgo y recursos. Pero en general también hay una gran oportunidad para que otras regiones aprendan de la creatividad, sabiduría y conocimientos que se ha generado en América Latina. La perspectiva cultural de Latinoamérica agrega a los modelos anglo dominantes aportando literatura académica.

Para muchos centros educativos españoles el proceso de internacionalización parece que se queda en la apuesta por el Bachillerato Internacional (IB), ¿Qué visión tiene de la internacionalización desde los Estados Unidos?

Para internacionalizar pensamos que un líder educativo debe empezar por hablar con toda su comunidad educativa, padres, profesores, alumnos y si quieren ser una institución educativa doméstica con algunas actividades internacionales, o si verdaderamente aspiran a ser un colegio internacional, integrando el Bachillerato Internacional, con proyectos de aulas globales, de intercambio y preparando a los niños para un entorno global. Eventualmente, si corresponde al contexto del colegio, un segundo nivel fundamental es preparar el currículo de los profesores y empezar a reclutar docentes internacionalmente.

En los países hispanohablantes el modelo internacional pasa por una apuesta clara por el inglés como idioma de referencia, ¿qué ocurre en Estados Unidos donde el inglés es ya la primera lengua?

Me gustaría decir que en Estados Unidos se aspira a un modelo verdaderamente bilingüe. Hay una popularidad de programas bilingües, sobre todos en castellano, incluso colegios inmersivos donde los niños alternan entre aprender en inglés y en castellano.

Los colegios que tienen recursos tienen programas en términos de estudios fuera, pero también hay modelos bien dotados que tienen varios campus en el mundo y que ofrecen  tomar un curso en Estados Unidos y otro en China, por ejemplo.

 

De las distintas áreas de gestión de los centros, recursos humanos, financieras, tecnológica, marketing… ¿cuáles crees que son las necesitadas de formación y recursos en América?

Depende mucho del contexto en el que están operando, y los contextos varían mucho. En muchas partes de los Estados Unidos el área del marketing es parte del hablar cotidiano de los líderes educativos, donde incluso compiten centros públicos y privados de los distintos distritos. Esto también aplica en otros países como Chile, no tanto en otros países donde solo ocurre en la parte privada. Otro aspecto importante ahora mismo es la parte de la gestión socioemocional. En otros puntos de América también preocupa la prevención de la violencia, en la captación de jóvenes para bandas de delincuentes. En Estados Unidos preocupa la polarización política y sobre todo ahora con una nueva campaña electoral más. Me decía un director de colegio de Florida que cada vez que quiere mandar un mensaje a las familias se pone en la cabeza de Trump, por un lado, pero por otro lado se pone en la cabeza de Biden y trata de integrar algo en el medio para que no se ofenda nadie. Bien desafiante este contexto para los líderes, con un problema significativo de deserción de directores.

¿Cómo crees que es el mejor centro educativo del mundo?

El liderazgo educativo va mucho más allá del liderazgo escolar. Los mejores centros educativos son los que toman en cuenta que existen ya recursos educativos (de familia, organizaciones comunitarias, iglesias, etc.) para su comunidad y ordenan y coordinan sus recursos para complementar los otros esfuerzos y en tal manera servir a las necesidades de sus comunidades.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí