Millones de niños en todo el mundo han perdido dos años de educación por culpa del COVID

Consecuencias del COVID en la educación mundial. ONG Educo

Se trata de una auténtica catástrofe generacional, advierte la ONG Educo. Cuando se cumplen dos años de la pandemia de COVID-19, millones de niños, niñas y adolescentes no han podido seguir estudiando en condiciones o ni siquiera han vuelto a la escuela.

“En países como Bangladesh, Bolivia, Filipinas, Guatemala, India o El Salvador – explica la directora general de Educo, Pilar Orenes -, las escuelas han estado cerradas más de un año y medio. No poder ir al colegio ni tener la posibilidad de seguir estudiando a distancia por falta de recursos supone un aumento de las desigualdades ya existentes. Si en casa no hay Internet, los niños y niñas no saben usar las herramientas digitales o tienen que compartirlas, sus familiares no pueden ayudarlos con los estudios, no hay recursos económicos y, en ocasiones, se ven obligados a trabajar, les estamos dejando atrás”.

Paliar las consecuencias

“A pesar de las dificultades, estamos trabajando para que niños, niñas y adolescentes puedan acceder a una educación de calidad y recuperar ese tiempo en el que no han podido estudiar y aprender”, afirma Orenes.

La organización, que tiene proyectos educativos en 14 países, lleva dos años trabajando intensamente para paliar las consecuencias de la COVID-19 en la educación de la infancia.

La ONG está desarrollando programas de escolarización y lucha contra el abandono escolar en países como Filipinas o El Salvador, apoyo educativo a los niños y niñas desplazados en Níger, programas educativos a través de la radio en Burkina Faso, acceso a las tecnologías en Guatemala o apoyo fuera del horario escolar en la India, entre otros.

Saber qué piensa la infancia

Asimismo, la ONG lleva dos años realizando encuestas globales, en los que niños y niñas comparten cuáles están siendo sus impresiones y reflexiones.Para Educo es muy importante que la infancia pueda expresar libremente su opinión sobre cómo están viviendo estos años de pandemia, especialmente a nivel educativo. Frases como “extraño la sensación de despertar temprano para ir a la escuela”, “nuestra escuela no daba clases online”, “(estudiar por Internet) a mis padres les sale demasiado caro”, “no tenía a nadie que me ayudara” o “si voy a la escuela, el profesor me ayuda (…), esta oportunidad no está disponible en casa”, transmiten las dificultades con las que se han encontrado y su anhelo de seguir estudiando.

Aumentar la inversión

Ante esta situación, Educo urge a los gobiernos a que tomen medidas urgentes y concretas para paliar la pérdida educativa de la infancia. La ONG pide una mayor inversión en educación con el foco puesto en los colectivos más vulnerables, más acceso a las tecnologías y asesoramiento para su uso crítico, formación para el profesorado, ratios reducidas, apoyo a la salud emocional del alumnado o becas comedor para garantizar la alimentación y evitar el absentismo, entre otros.

“Desde Educo creemos firmemente que la educación es la herramienta más poderosa para construir una sociedad más justa y equitativa. Es clave para cumplir con la Agenda 2030. Si no se pone remedio urgentemente, la pandemia nos dejará una catástrofe generacional a nivel educativo”, sentencia la directora general de Educo.

Sobre Educo

Educo es una ONG de cooperación global para el desarrollo, centrada en la educación, la protección y la participación de la infancia, que actúa en 14 países mediante proyectos en los que participan más de 1,6 millones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí