Ternura, complicidad y aprendizaje: Mirian Galán nos enseña a ser “Felices en la escuela”

Mirian Galán presenta “Felices en la escuela: disfrutar y aprender desde el primer día”

Como indica el título de su primera obra “Felices en la escuela: disfrutar y aprender desde el primer día”, la felicidad educativa es el objetivo que persigue la autora durante el transcurso de su creación literaria. Es por esto por lo que, desde el primer momento, el libro transmite qué significa tener “vocación docente”. Materializada en Mirian Galán Marqués, esta cualidad, cada día más necesaria en las aulas, se posiciona como el primer elemento educativo a destacar durante el prólogo. Además, como ella misma menciona, contar con 20 años de anécdotas de educadora infantil sirve para generar multitud de aprendizajes.

Asimismo, otra de las metas de esta educadora infantil y experta en pedagogías activas, y la única española ganadora en los Global Teacher Award 2022 es dar visibilidad al valor de la educación infantil como etapa clave del desarrollo. Dirigida a padres, madres y docentes, la obra busca que no se pasen por alto algunos aspectos cotidianos de la enseñanza de los más pequeños. Algunos de ellos tienen que ver con la elección de la escuela, el periodo de adaptación, la figura docente, los cuentos, los conflictos en el aula, etc. 

A lo largo de los nueve capítulos que componen “Felices en la escuela: disfrutar y aprender desde el primer día”, dirigido tanto a familias como profesionales de la educación, Mirian Galán aborda estas cuestiones sin dejar de lado el enfoque pedagógico que debe tener una docente. Su registro, desenfadado y alegre, viene acompañado de diferentes tips con los que poder afrontar una etapa crucial de la vida del menor como es la escolarización. Asimismo, la presencia de anécdotas infantiles, combinadas con conocimientos educativos profesionales, sirven de aprendizaje teórico y práctico para familias y tutores.

Por último, otro aspecto importante a destacar es que, tras la lectura del libro, la autora consigue alcanzar un punto de conexión entre profesorado y familias. Este aspecto, tan perseguido por los profesionales de la docencia, como menciona Mirian Galán, supone una necesidad para el avance educativo.

Valoración

Al tratarse de un libro dirigido a padres, madres y tutores, el tono natural y atrevido que emplea la autora es uno de sus puntos positivos más reseñables. Este registro, necesario para trabajar temas que suponen un verdadero reto para las familias, consigue generar en el lector un clima de confianza y complicidad. Asimismo, el grado de veracidad de sus anécdotas, transmite una empatía difícilmente rechazable gracias a la ternura que emplea la autora para rememorar estos episodios. Es por esto por lo que una de las palabras que podría definir esta obra es vínculo

Este lazo humano podría entenderse como un componente familiar debido a que el primer destino de la obra son las familias. Sin embargo, la vocación de Mirian Galán Marqués, hace que esta conexión traspase dicho entorno provocando una reacción en cadena en el profesorado. Como ella misma indica, la comunicación resulta clave entre el agente socializador primario y secundario. 

Otro aspecto que no deja indiferente al lector es el dominio de la teoría y la práctica de la autora. La capacidad con la que Mirian Galán expone temas teórico – prácticos, transmutando los primeros hacia la cotidianeidad, es algo asombroso a pesar de verse plasmado durante la totalidad de la obra. Sus 20 años de experiencia en las aulas salen a relucir cuando se trata de comunicar, adaptar y hacer crecer a las personas que se congregan ante sus ojos (escritura en este caso). 

La obra, ya completa si tratase únicamente anécdotas que hacen comprender mejor la labor educativa, adquiere un valor mucho mayor cuando se le suman saberes concretos. Un ejemplo de esto es cuando, además de exponer aspectos como la cercanía para elegir escuela, la autora presenta múltiples teorías de aprendizaje que no están al alcance de las familias. 

El hecho de brindar estas herramientas a las familias, razonablemente preocupados e ilusionadas por una nueva etapa, hace que la implicación sea una consecuencia directa de la obra. Sin embargo, al igual que sucede con otros aspectos, esta consecuencia abarca también al profesorado. La interconexión permanente entre implicación, comunicación y participación es la columna vertebral de un libro, que si bien no garantiza la felicidad, al menos asegura unas prácticas educativas ejemplares. 

El miedo, presente en los seres humanos (y en las familias) por naturaleza nos ayuda a sobrevivir y estar alerta ante situaciones de peligro. No obstante, muchas veces lo único que necesita el ser humano es una mano amiga que no se debilite cuando estos miedos aparezcan. En el caso de esta obra, esa sensación de peligro aparece reflejada en incertidumbres a la hora de elegir, dolores de cabeza durante el periodo de adaptación, práctica de rutinas que a veces quedan muy lejos de la vida adulta y conflictos de díficil resolución sin contar con la presencia de hijos (divorcios, peleas, intimidad).

Sin embargo, cuando todas estas amenazas rondan la cabeza de las familias, Mirian Galán aporta sabiduría, entereza y capacidad de resolución. Un aspecto que suele criticarse respecto a las obras de este género es la falta de concreción. En este caso, esa ausencia de eficiencia no existe ya que, desde el primer momento, la autora busca ofrecer sus prácticas (contrastadas durante 20 años) como ayuda. 

Tras la lectura y el análisis detallado de “Felices en la escuela: disfrutar y aprender desde el primer día”, es evidente que éste es altamente recomendable si lo que se busca es introducirse de lleno en el ecosistema educativo. Su rápida lectura a través de sus tips, anécdotas y consejos, hacen que la obra no se cierre únicamente a una visión familiar, ampliándose al profesorado. Asimismo, contar con una mirada profesional con más de 20 años de bagaje educativo supone una ventaja continua en la construcción, transmisión y asimilación de los aprendizajes

Por otro lado, la amenidad que presenta la obra, junto a la sensación de adquirir conocimientos esenciales para el día a día a través de ella, la hacen difícilmente rechazable. Ternura, comprensión y respeto son tres cualidades que todo el mundo debería buscar en un docente y que Mirian Galán presenta durante toda su obra, tanto en el trato con sus lectores como en la descripción de  sus experiencias. 

“Felices en la escuela: disfrutar y aprender desde el primer día” está disponible para compra online

Ficha técnica:

Título: “Felices en la escuela: disfrutar y aprender desde el primer día”.
Autora: Mirian Galán Marqués.
País de publicación: España
Editorial: RBA Libros y  Publicaciones S.L.U.
Año de edición: 2024
Páginas: 175

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí