Nace Familtec, un grupo de familias que ha creado el primer ‘manual’ para educar en el uso de la tecnología

“Somos la primera generación de familias que tiene que criar y educar a sus hijos en el uso de la tecnología”. Así se presenta Familtec, un grupo de familias con hijos de distintas edades, “unidos por la preocupación sobre el uso de las pantallas en la infancia y la adolescencia”.

Cumplen ya un año de reflexión, debate y estudio, que les ha permitido sacar adelante un documento titulado ‘Pacto de la Familias’ que ahora comparten públicamente, a modo de ‘manual’ para educar a los hijos en el uso responsable de la tecnología.

Porque el fin último, explican, es que “cada vez seamos más las familias concienciadas con el uso saludable de la tecnología”, y más aún en unos tiempos en los que el debate sobre el acceso temprano de tecnologías del tipo smartphones o tabletas a menores de edad se ha puesto sobre la mesa.

Sobre todo, en lo concerniente a la edad adecuada para que los padres doten de estas herramientas a sus hijos, si antes de los 16 años, si antes de los 12, etcétera. O si es prudente o inútil prohibir el acceso de móviles por parte de los escolares a los centros educativos.

Unos en contra y otros a favor, pero los debates y discusiones se suceden uno tras otro, prueba de que esta cuestión, con carácter global, no solo preocupa a las familias, sino que interesa en favor de una mejor convivencia, tanto en casa como en el aula, y también por que el desarrollo del menor sea el más adecuado.

El ’Pacto de las familias’ se presenta con el subtítulo de ‘por un uso saludable de la tecnología’, desde la premisa y convencimiento de que la tecnología ha venido, se ha asentado y no se espera que dé marcha atrás por el mismo camino por el que vino. No en vano, las herramientas digitales y tecnológicas son elementos cada vez más presentes en la educación.

Desde Familtec se lanza el mensaje a las familias de que pueden decidir “darles la oportunidad de tener una ventana al mundo en sus bolsillos, con todo, con sus pros y sus contras. Todos conocemos y disfrutamos los pros. Sin embargo, los contras son cada día más y más evidentes”, y aquí es donde está el llamamiento a la reflexión y a la oportunidad de revisar nuestros planteamientos como padres.

“Los vemos por la calle: grupos enteros de adolescentes reunidos con los cuellos doblados sin mirarse, caminando obnubilados por sus móviles, todos conocemos algún caso de conflicto entre menores en grupos de WhatsApp, hemos leído las noticias y ya todos somos conscientes de problemas serios como las adicciones, el uso indebido de imágenes de menores, el acoso, el sexting, el grooming, el acceso a pornografía, el incremento en problemas de salud mental en la infancia y adolescencia, etcétera”. Mensaje inequívoco de Familtec y en el que es difícil no estar de acuerdo. Ahí es donde nace la oportunidad, cuando no la obligación de darle una vuelta al tema.

Familtec se dirige a los padres y madres concienciados para recordarles que, de algún modo, sus hijos forman parte de una “generación cobaya”, donde las empresas tecnológicas solo establecen unos límites de edad para el acceso a sus contenidos y aplicaciones, “aunque sabemos que muchas de las aplicaciones que utilizan nuestros hijos están diseñadas para que permanezcan ahí el mayor tiempo posible”.

Aunque los promotores de esta iniciativa reconocen que las legislaciones, tanto nacionales como supranacionales, comienzan a dar los primeros pasos para proteger a los menores, no obstante, “para nuestros hijos ya será tarde”. Por tanto, subrayan, “en el contexto actual, la responsabilidad sobre el control de las horas de uso y el acceso a contenidos y aplicaciones recae total y exclusivamente sobre nosotros, los padres y madres”.

“Este reto es de tal envergadura”, se apunta desde Familtec, “que sabemos que no podemos superarlo solos, por eso te proponemos hacerlo juntos”.

El punto de partida es que el uso de la tecnología es una decisión que recae exclusivamente sobre cada familia. No obstante, existen algunos aspectos cuyas implicaciones afectan a la buena convivencia del grupo y a la salud física y mental de cada uno de sus miembros. Y es ahí donde Familtec propone que entre todos “seamos capaces de orientar a nuestros adolescentes hacia un uso saludable de la tecnología, que les ayude hoy y siempre”.

El documento con análisis y propuestas se puede descargar clicando en este enlace.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí