Navarra estudia rebajar las mayorías exigidas hasta ahora para decidir entre la jornada continua y la flexible

Una orden foral regulará los cambios en la jornada lectiva de los colegios
Imagen de la sede del Departamento de Educación de Navarra

El Departamento de Educación de Navarra ha anunciado que está revisando las mayorías exigidas por la normativa actual para que un centro educativo pase a disponer de jornada continua o jornada flexible. Así se lo ha trasladado en una reunión el consejero de Educación, Carlos Gimeno, a una representación de los colectivos que piden una modificación de la normativa en esta materia.

Gimeno les ha adelantado que Educación trabaja en la elaboración de una orden foral que regulará la jornada de los centros (partida, continua y flexible) con criterios renovados y que para su elaboración se va a contar con las aportaciones de la comunidad educativa.

Piden que los cambios se hagan por mayoría simple

El grupo que se ha reunido con el consejero bajo el nombre “Cambio de jornada mediante mayoría simple. Por una votación democrática” está formado por padres de varios centros públicos. En todos sus colegios se han registrado votaciones favorables para cambiar a jornada continua, pero no han alcanzado las mayorías del 60% que pide la norma actual, lo que ha impedido aplicar este cambio.

Al margen de las mayorías exigidas para el profesorado y el claustro escolar, estos colectivos piden que se exija una mayoría simple del total de votos emitidos por las familias del alumnado y no el 60% del censo total como hasta ahora.

Grupo de trabajo para renovar la normativa que regula el cambio de jornada

Según explica una nota de la consejería, en la reunión Gimeno les ha señalado que el Departamento ya tenía establecido un grupo de trabajo interno encargado de renovar la normativa que regula el paso a la jornada continua y flexible. La enorme presión que la pandemia por COVID-19 ha ejercido en todos los ámbitos de la vida, incluida la actividad escolar, ha impedido hasta ahora, según les ha dicho, su trabajo con el calendario previsto, si bien el grupo ha retomado ya su actividad.

Nueva orden

Educación quiere contar para el curso 2023-2024 con la orden foral que regulará las jornadas partida, continua y flexible. Esta norma revisará las mayorías cualificadas exigidas hasta ahora para implantar la jornada continua y flexible (3/5 de la totalidad del profesorado; 2/3 del consejo escolar y 3/5 del censo total del alumnado), así como el criterio de que el resultado de las votaciones del alumnado esté vinculado al censo total de los centros y no a los votos reales emitidos.

El grupo de trabajo del Departamento está revisando también otros aspectos como la duración de la implantación de este tipo de jornadas para dotarles de estabilidad, estableciendo un periodo mínimo de permanencia en el que la comunidad educativa no podrá ser sometida a nuevos procesos de votación.

Respecto al procedimiento de reversión de la jornada continua y/o flexible, el objetivo es que la “salida” de una jornada continua o flexible no dependa exclusivamente, como hasta ahora, de la decisión del consejo escolar de los centros y que esté siempre vinculado al interés de las familias. También se analizará la incidencia de servicios complementarios como el transporte escolar respecto a los resultados del proceso en los centros que lo comparten.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí