No llega la era postcovid… Retos para el futuro inmediato

Desde el principio de la pandemia y ya hace casi un año, se viene compartiendo visiones y predicciones para la era postcovid. Sin embargo, ahora solo estamos pensando en la vacuna y cómo nos encontraremos los colegio después de la pandemia. Me temo que más se va a parecer a Filomena: tendremos que evaluar daños cuando todo termine. Pero será solo eso, evaluar los daños o lo que percibimos como daños.

Ya escribimos en esta columna sobre que cualquier tiempo pasado fue anterior. Tenemos entonces claro que mirar atrás no tiene sentido; porque ni la sociedad, ni la educación, ni la economías, ni las familias ni los colegios son los mismo. Hay que empezar a emplear otras claves que sirvan a la administración, a los propietarios y a los directivos de colegios.

Y quiero fijarme ahora en varias claves que puedan ayudar a afrontar la nueva realidad:

1.- Habilitar programas de capacitación o de rotación para que los trabajadores mejoren sus habilidades: la formación tiene que estar basada en la experiencia que va adquiriendo por su rotación o estancias en distintas posiciones que le hacen aprender la vida y las distintas profesiones que existen en el colegio. Pero también aquellas que van a empezar a existir: por ejemplo, el data manager, que analiza datos de alumnos, de colegio y empresa y ayuda a predecir el éxito de los distintos grupos de interés.

2.- Uso de los datos para predecir el futuro: en los colegio no hay big data, hablamos de “small data” y por lo tanto es un poco más difícil el análisis. Sin embargo, requiere mayor intervención en el análisis de profesionales que den sentido a los mismo. Ahora mismo, muchos colegios tienen pocos datos o los que tienen los interpretan o los elaboran para reafirmar sus intuiciones. Sin duda, el futuro de nuestros alumnos, colegios y negocios están en los datos.

3.- Diversificar las fuentes de ingresos: el modelo de negocio de ingresos de un colegio basado en educación, comedor, uniformes, extraescolares y libros se lo está tragando el desarrollo tecnológico y los hábitos que están cambiando de manera radical. El centro educativo que no esté con un papel en blanco remodelizando su negocio y rediseñando cómo monetizar su modelo educativo, no va a tener margen de reacción para lo que está por venir.

4.- Aumentar el uso de tecnologías avanzadas para permitir crear nuevos modelos educativos y por tanto de negocio y oportunidades de mercado. Por muy orgullosos que nos sintamos de los proyectos de implantación de pizarras digitales, software educativo, plataformas de aprendizaje, libros digitales, portátiles y tabletas: todo eso es siglo XX. En la situación actual se impone la inteligencia artificial, el internet de las cosas, la minería de datos para poder responder a nuestros alumnos y familias y por lo tanto asegurar la sostenibilidad de los centros.

5.- Diversificar la “cadena de suministro” a través de múltiples proveedores y socios. Requiere el análisis de socios desde el momento de la captación de alumnos, matriculación hasta todo el proceso de implementación del modelo educativo. Esta será una de las claves de la nueva modelización y que más va a impactar positivamente en alumnos, familias y colegios.

6.- El sector debe exigir un plan nacional de remodelación del sector educativo para que realmente responda al futuro inmediato. Y para ello es importante la inversión directa en los centros de los tres sistemas sin exclusión, incentivando la buenas prácticas y replicándolas cuando sea oportuno.

Pensar fuera de la caja, no es que sea ahora una necesidad, hacerlo se torna en un ejercicio de responsabilidad frente alumnos, familias, empleados y el resto de personas que dependen del sector. Nos toca sumar creatividades para generar oportunidades.

Jaime Úbeda, director del colegio San Patricio-El Soto

Redacción
Author: Redacción

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here