Argentina y El Salvador prohiben el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas públicas

a group of people holding up signs in the air

Argentina y El Salvador han tomado la decisión de prohibir el uso del lenguaje inclusivo en las escuelas públicas y en los documentos oficiales emitidos por sus respectivos gobiernos.

Para Argentina la medida fue anunciada por Manuel Adorni, portavoz de la Casa Rosada; quien explicó que ahora se tendrá una restricción en el empleo de la letra ‘e’, la arroba, la ‘x’ y la adición de sustantivos en femenino, que eran utilizados para incluir a todas las personas, de acuerdo al lenguaje inclusivo.

Adorni justifica esta acción argumentando que el lenguaje inclusivo no incluye verdaderamente a todas las personas y que el español es la lengua que abarca a todos.

En Argentina, esta prohibición se extiende a la Administración Pública nacional, siendo parte de una serie de medidas que buscan eliminar el lenguaje inclusivo y la perspectiva de género en la documentación oficial.

El Ministerio de Defensa argentino también había emitido previamente una resolución en la misma línea, argumentando que el género gramatical de las palabras no debe confundirse con el género como construcción sociocultural o el sexo biológico.

En el caso de El Salvador, el ministro de Educación, José Mauricio Pineda, anunció la eliminación del lenguaje inclusivo de todas las guías, libros y materiales educativos en las escuelas públicas.

Esta medida fue confirmada por el gobierno de Nayib Bukele a través de las redes sociales del Ministerio de Educación, desmintiendo la información errónea circulada en videos previos, donde anunciaban que el gobierno aceptaría el lenguaje inclusivo en todos sus procesos públicos.

El Salvador elimina el lenguaje inclusivo de sus escuelas públicas
Foto tomada de X @JMauricioPineda

En la Conferencia de Acción Política Conservadora en la que participó Nayib Bukele en días pasados, confirmó que la ideología de género no será parte de las escuelas públicas y que son los padres los que informen y decidan sobre la educación de sus hijos. Dejando así de lado toda responsabilidad de las instituciones educativas de enseñar sobre la diversidad de género o de identificación sexual.

El lenguaje inclusivo es definido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como una forma de expresión, ya sea oral o escrita, que no discrimina a ningún sexo, género social o identidad de género, sin perpetuar estereotipos.

Algunas de las estrategias para emplearlo incluyen visibilizar ambos géneros, como escribir “hombres y mujeres” o “todas y todos”. A pesar de las prohibiciones, Santiago Muñoz, director de la Real Academia Española (RAE), en 2019 señaló que la academia no se opone a este tipo de expresiones siempre y cuando no lesionen el idioma y mantengan su economía lingüística, pero que el lenguaje sea inclusivo o no, no puede ser impuesto por decreto. 

Para el Ministerio de Educación de El Salvador se deben seguir impartiendo contenidos tradicionales como civismo, economía, moral, ética y valores en las instituciones públicas, ya que no permitirán que se impartan temas “contrarios a la naturaleza”.

Siendo así, Argentina y El Salvador han tomado la decisión de prohibir el lenguaje inclusivo en documentos oficiales y materiales educativos, argumentando que el español es una lengua que abarca a todos y que el lenguaje inclusivo no logra contemplar a todas las personas. Esta medida ha generado debate sobre la importancia del lenguaje inclusivo en la sociedad y su relación con la igualdad de género.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí