Nick Mazur (Cambridge International): «La pandemia ha provocado que los estudiantes necesiten más apoyo»

El cuidado emocional de los alumnos será una de las claves de la educación post pandemia, según el 77% de los profesores españoles. Estos datos se desprenden de la encuesta a docentes españoles realizada por Cambridge Assessment, con el objetivo de analizar los desafíos a los que el profesorado español se ha enfrentado desde el inicio de la pandemia. Nick Mazur es Senior Manager de Cambridge International en Europa.

La educación emocional parece ser una asignatura aún pendiente en los centros educativos ¿A quién cree que corresponde activarla?

Lo que hemos podido observar a lo largo de estos últimos 18 meses de pandemia es una toma de conciencia de que la escuela es mucho más que un centro académico. Hay todo un aspecto social en la jornada escolar que es crucial tanto para alumnos como para profesores: aprender a interactuar y comunicarse con los demás.

Por otro lado, el hecho de que los estudiantes – al igual que la población adulta – hayan tenido que enfrentarse a una situación de estrés e incertidumbre durante la pandemia, ha marcado un antes y un después. Esto incluye la pérdida de seres queridos, el aislamiento, tener que aprender en un contexto complejo, o adaptarse a nuevas formas de enseñanza y aprendizaje de la noche a la mañana.

En definitiva, los jóvenes han demostrado una gran resiliencia, no todo ha sido fatalismo y pesimismo. En muchos casos, los estudiantes se han adaptado magníficamente a la nueva realidad. Si bien es cierto que ya estábamos concienciados sobre la importancia del bienestar emocional de los estudiantes antes de la pandemia, el COVID ha magnificado esta tendencia, incrementando su relevancia en el ámbito educativo.

Incluso antes de la pandemia, muchos colegios ya habían implementado programas y actividades de educación emocional para sus estudiantes y equipos docentes. Se trata de un aspecto que nosotros, como proveedores de programas educativos y exámenes, nos tomamos muy enserio y, por esta razón, hemos creado numerosas guías para dar soporte a docentes y escuelas. Además, hemos reflexionado acerca de algunos de los factores que deben ser tenidos en cuenta a la hora de planificar la gestión del bienestar emocional de los estudiantes en el futuro.

La pandemia sí se ha convertido en un detonante para prestar mayor atención a la gestión emocional en el aula, ¿cómo se ha percibido esto desde Cambridge International?

Desde Cambridge International estamos en contacto con muchos colegios, y hemos podido comprobar que muchos de los aspectos que aparecen en nuestro estudio también han salido a colación en las conversaciones que mantenemos con ellos.

Sabemos que el cuidado emocional realmente importa a los colegios, por lo que hemos creado recursos específicos para ayudarles a gestionar el bienestar de los alumnos en el aula. Estos recursos han sido desarrollados para apoyar tanto a los profesores como a los estudiantes.

Ejemplo de todo ello son nuestras guías para apoyar el bienestar emocional en la vuelta a la presencialidad de los colegios, y les hemos facilitado consejos para ayudar a los estudiantes a identificar y lidiar con emociones como el estrés; ya no solo dentro del entorno escolar, sino también en sus casas.

Es importante destacar que, para el desarrollo de estos materiales, hemos tomado como referencia la experiencia y los conocimientos de los equipos docentes de Cambridge International; pero también hemos involucrado a expertos en la materia. Por ejemplo, David Putwain, profesor de la Universidad John Moores de Liverpool, que ha investigado cómo los factores psicológicos influyen y son influenciados por el propio aprendizaje. También hemos llevado a cabo sesiones prácticas y “webinars” para ayudar y guiar a nuestros profesores, con estrategias interesantes para su implementación en la práctica docente.

También esta incidencia, según su estudio, ha revolucionado el mundo educativo, promoviendo la digitalización del proceso formativo.

Sí, esto es algo de lo que también nos hemos dado cuenta cuando hablamos con los colegios. Desde los comienzos de la pandemia, nuestro contacto con las escuelas ha sido eminentemente digital. Tal como podemos observar en los resultados del estudio que hemos desarrollado desde Cambridge Internacional, más de la mitad (51%) de los docentes encuestados muestran preocupación porque el acceso a un buen paquete de herramientas digitales se convierta en una barrera para que los estudiantes permanezcan totalmente integrados en el aprendizaje.

Lo que está claro, es la necesidad de que los estudiantes tengan acceso a Internet, un buen ordenador y un lugar adecuado para asistir a las clases online, cuando están fuera del aula. En definitiva: la sociedad moderna demanda el conocimiento de las más diversas plataformas y canales digitales que garanticen una enseñanza adecuada.

Sabemos que uno de los mayores desafíos a los que se han enfrentado los docentes, a medida que cambiaban las restricciones sanitarias, fue tener que enseñar de una manera híbrida (online y presencial), lo que suponía que algunos estudiantes se encontraban en el aula, mientras que otros estaban confinados en sus casas, asistiendo a las clases de forma síncrona mediante conexión a internet. No obstante, fueron los propios profesores quienes tuvieron que desarrollar rápidamente estrategias eficaces para adaptarse a las circunstancias.

¿Cómo cree que deben acometer los docentes su futura relación con el alumnado tras esta traumática experiencia?

Esto depende mucho de cada profesor. Según los resultados de nuestro estudio, el 51% de los docentes españoles ha visto como su carga de trabajo aumentaba durante la pandemia, y es importante tenerlo en cuenta a la hora de fijar las expectativas de los docentes; ya que se encuentran sometidos a una sobrecarga de trabajo incluso en condiciones normales.

El 44% de los docentes encuestados considera, además, que este trato personalizado de los estudiantes permanecerá después de la pandemia, lo que puede ser un enfoque interesante para establecer una relación estrecha con aquellos estudiantes que necesitan más apoyo. De alguna manera, los profesores se han dado cuenta de que la enseñanza online ha supuesto una mayor libertad para los estudiantes a la hora de pedir ayuda y apoyo adicional, o incluso a la hora de plantear dudas en clase de una forma más distendida.

Algo que los docentes también han manifestado es que, al estar detrás de las pantallas de sus ordenadores, los estudiantes se muestran menos dubitativos a la hora de expresarse, y que no tienen que preocuparse por preguntar delante de sus compañeros si necesitan apoyo o no han entendido algo.

La figura del tutor parece que se ha reforzado, y adquirirá un rol más relevante en el corto y medio plazo…

Sin lugar a duda, la pandemia ha provocado que los estudiantes necesiten más apoyo y es ahí donde el papel del tutor ha incrementado su importancia en el aula. Muchos tutores y profesores han proporcionado el soporte y la orientación que los estudiantes han requerido durante estos tiempos tan tiempos difíciles.

No son pocos los profesores que, pese a este regreso paulatino a la ‘normalidad’, temen que la vuelta a clase se haga sin resolver la vacunación masiva de estudiantes y en un ambiente similar de riesgo.

Muchos países, entre ellos España, priorizaron la vacunación de los profesores, ya que reconocieron el papel clave que desempeñan dentro de la sociedad. Esto ha proporcionado un cierto grado de protección a los docentes, aunque somos conscientes de que la situación de la pandemia está en continuo cambio.

Evidentemente, se trata de un escenario especialmente complejo para muchos centros educativos y también para los profesores. En este sentido, uno de los proyectos en los que trabajamos, fue la elaboración de una guía para ayudar a las escuelas en el terreno de la educación emocional: “Apoyar el bienestar emocional en el regreso al aula”. En este documento, proporcionamos algunas recomendaciones para ayudar a los profesores en la vuelta a la presencialidad. Sin embargo, esto sigue suponiendo un desafío para los gobiernos y ministerios de educación de todo el mundo.

En lo que parece coincidir la mayoría de los profesores consultados en su estudio es que la presencialidad es esencial, pero también el modo de hacer que una eventual clase online retenga el interés del alumno. ¿Qué sigue fallando en el modo de enseñanza online?

Al haber estado en contacto con las escuelas, hemos podido saber de primera mano la dificultad que ha supuesto a los profesores hacer una transición tan repentina al mundo de la enseñanza online. De un día para otro, no solo han tenido que desarrollar un conjunto de habilidades informáticas a las que no estaban acostumbrados; sino que, al mismo tiempo, han tenido que lidiar con la preocupación para cuidar de sus seres queridos.

Según los datos del estudio que hemos desarrollado desde Cambridge International, el 60% de los docentes afirma que se debería proporcionar la formación y herramientas para hacer realidad la enseñanza semipresencial o 100% online, con el objetivo de cubrir las necesidades formativas que precisan los docentes en el contexto educativo actual. Estos datos sugieren que los docentes quieren saber más sobre los enfoques y el aprendizaje online.

Además, podemos observar a más de la mitad (51%) de los profesores les preocupa que el acceso a un buen conjunto de herramientas digitales sea una barreara para que los alumnos permanezcan plenamente integrados en el aprendizaje. Por ello, está claro que todavía queda mucho trabajo por hacer para garantizar que la enseñanza y el aprendizaje online se lleven a cabo con éxito.

Como comunidad educativa, la pandemia nos ha dado fantásticas oportunidades para aprender, mejorar y entender nuestras necesidades como docentes, así como las de nuestros alumnos. Como dijimos antes, nuestros estudiantes y profesores han demostrado capacidad de resiliencia y han cumplido con los desafíos a los que hemos tenido que enfrentarnos. Estamos seguros de que esta resiliencia seguirá estando presente en las aulas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here