Pedro Duque admite que la situación de los científicos es «anómala» con respecto al resto de países punteros en ciencia

El objetivo es revertir la actual situación de los científicos e investigadores españoles, que para el ministro de Ciencia, Pedro Duque, es «anómala». Por eso, el Consejo de Ministros analizó este martes el anteproyecto de ley por el que se modifica la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, cuyo objetivo crear una «carrera investigadora atractiva y estable, impulsar la transferencia del conocimiento y mejorar la gobernanza del sistema español en la materia».

Pedro Duque afirmó que la situación de los científicos en España es «anómala» con respecto al resto de países punteros en ciencia porque no cuentan con estabilidad laboral hasta después de cumplir los 40 años.

Por ello, el primer objetivo de la reforma es conseguir que los investigadores tengan una carrera atractiva, predecible y estable, que permita atraer y retener el talento. El Gobierno propone la creación de un modelo de contratación tipo ‘tenure track’, utilizado en Estados Unidos, Canadá, y ocho países europeos, que consiste en una contratación fija sujeta a una evaluación externa objetiva y transparente.

Con este modelo, ha indicado el ministro, la entrada al sistema garantizará la igualdad de oportunidades y que se premie el talento y la dedicación real. Duque ha añadido que el Ejecutivo introducirá un sistema para atraer talento temprano mediante ayudas de consolidación científica destinadas a iniciar nuevos proyectos de investigación.

El ministro ha anunciado también que se mejorarán los incentivos al personal científico para que sus investigaciones lleguen a la sociedad, se facilitará la gestión directa de sociedades startups derivadas de resultados de investigación y se orientará a las oficinas de transferencia de conocimiento existentes en los centros de investigación hacia el mercado, el tejido productivo y la producción de riqueza.

Duque ha indicado que España se sitúa en el puesto 30 mundial en solicitud de patentes por habitante, aunque, en realidad, la producción científica está entre los puestos 20 y 12: «Tenemos ahí mucho recorrido que mejorar en transferencia de conocimiento».

La futura ley también tiene como finalidad mejorar la gobernanza del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación, con nuevos programas complementarios del Gobierno con las comunidades autónomas para financiar y realizar acciones de I+D+I conjuntas y estratégicas.

Pedro Duque ha avanzado que se contemplan, asimismo, reformas normativas para fomentar la creación de centros e infraestructuras de investigación entre el Estado y las comunidades, y la agilización administrativa para nuevos proyectos de infraestructuras de investigación.

Reorganización de los Organismos Públicos de Investigación

El Gobierno ha aprobado la integración del Instituto Geominero de España (IGME), del Instituto Español de Oceanografía (IEO), del Instituto Nacional de Investigación y del Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIF).

El ministro ha argumentado que, con la absorción, estos centros multiplicarán sus capacidades organizativas y de gestión administrativa científica y técnica: «Se aumenta así la capacidad de asesoramiento experto en materias clave para el país».

Pedro Duque ha defendido que, con las reformas impulsadas hoy en el área de las ciencias, España tiene la oportunidad de convertirse en un país puntero en ciencia e innovación, que deje a la siguiente generación un futuro mejor, más eficiencia en sus empresas y en el tejido productivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here