Pilar Alegría cree que la nueva ley de FP será fundamental para el crecimiento económico de España

Pilar Alegría en el foro Wake up Spain! de El Español

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, se ha mostrado convencida de que la nueva Ley de Formación Profesional será “un pilar del crecimiento económico de España”, y ha defendido que “no es solo una ley educativa”. Pilar Alegría ha hecho estas afirmaciones en su intervención en la cuarta jornada de “Wake Up, Spain!”, el foro de debate organizado por EL ESPAÑOL, Invertia y D+I, que fue inaugurado el lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Una ley muy importante

Alegría ha destacado el impulso y modernización de la Formación Profesional que se logrará con esta ley, una de las más importantes de la legislatura, y ha asegurado que algunos de los problemas del mercado laboral y del mercado productivo están relacionados con la formación.

La ministra ha recordado que, de los 23 millones de ocupados de nuestro país, el 46% tiene un nivel de formación que no les permite acreditar sus competencias profesionales. Además, aunque por primera vez se ha superado el millón de estudiantes de FP, la proporción de jóvenes matriculados es muy pequeña en comparación con otros países. En España es de un 12% frente al 25% de la OCDE, o el 29% de la Unión Europea. También ha destacado que las previsiones para España del Centro Europeo de Formación Profesional señalan que en el 2025 “más del 50% de los futuros puestos de trabajo requerirán una cualificación intermedia. Hoy en nuestro país no llegamos al 26%”, ha dicho, es decir, estamos en la mitad de lo que necesitamos.

En referencia al desempleo juvenil, Alegría ha resaltado que todos los datos señalan que tener un título de FP medio o superior mejora la empleabilidad.

También ha subrayado el hecho de que es una ley con vocación de permanencia porque “ha nacido del diálogo y del consenso”. En ella se unifica el sistema de FP educativo y para el empleo, incluye 5.400 millones de euros en su memoria económica, y crea 25 nuevas titulaciones en su mayoría en sectores emergentes.

Brecha de género

En su discurso la ministra ha subrayado que la brecha de género por la menor presencia de mujeres en determinados estudios nos priva de talento. Ha recordado que sólo 10 de cada 100 estudiantes de informática de FP son mujeres, todo lo contrario de lo que ocurre en áreas como salud y cuidados donde son mayoría. Lo mismo se repite en los grados universitarios. En algunos, como ingeniería informática o matemáticas, se está produciendo un retroceso en los últimos años en la proporción de mujeres que cursan estos estudios. Ha recordado que según el informe PISA de 2018, tan solo el 1,7% de las niñas se imaginaban trabajando en puestos relacionados con las tecnologías de la información y comunicación.

Este es el motivo, ha explicado, de que los nuevos currículos hablen de perspectiva de género, “eso que algunos insistentemente quieren ridiculizar” porque ha insistido en que hay que incorporar a muchas más mujeres a los ámbitos tecnológicos y científicos para que nuestro país no quede rezagado.

Defensa de las reformas

La ministra también ha defendido los cambios en la forma de enseñar y de aprender que recogen las nuevas normas educativas. Y ha insistido en que los niños y jóvenes de ahora van a tener que mantener el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Por eso, ha dicho, “es más relevante “aprender a aprender” que dominar unos conocimientos específicos que siempre serán insuficientes”.

También ha destacado la importancia de la formación inicial, formación permanente y desarrollo de la carrera profesional de los docentes, “porque es a ellos a quienes les va a corresponder el papel principal de que los alumnos salgan bien preparados para este mundo del Siglo XXI. Solo si los profesores y maestros lo protagonizan, el cambio tendrá éxito”.

Equidad, becas y digitalización

Alegría ha defendido la equidad educativa, porque en su opinión, avanzar en la equidad se traduce en la disminución de la repetición de curso y del abandono escolar prematuro, lo que elevará el nivel formativo de la población activa en su conjunto.

Ha destacado la política de becas y ayudas al estudio del gobierno socialista, asegurando que se ha incrementado un 45% el presupuesto de esta partida, llegando a los 2.134 millones de € para este curso.

Respecto a la digitalización, aunque una de las lecciones de la pandemia es que la presencialidad “es insustituible para la educación de calidad”, hay que trabajar para aprovechar la tecnología y hacer una educación más digitalizada. Por eso la competencia digital se incorpora en el nuevo currículo como una competencia clave que deben adquirir los estudiantes.

También ha expicado que hay que aumentar las competencias digitales de los profesores y cambiar las metodologías pedagógicas. Y ha recordado que en esta línea, el Consejo de Ministros ha aprobado 284 millones de € para formar a 57.00 docentes en los próximos 3 años y para que 22.000 centros cuenten con su plan digital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí