Por qué es tan importante aprender bien el inglés

Por qué es tan importante aprender bien el inglés

Desde hace nueve años el nivel de inglés de los españoles está estancado y no mejora. Una situación preocupante que evidencia el margen de mejora de las políticas educativas, al menos en términos de aprendizaje de idiomas, y que compromete seriamente la futura empleabilidad de los estudiantes de hoy cuando éstos entren en un mundo del trabajo globalizado y muy competitivo.

La globalización en el mundo de los negocios es una realidad que se ha puesto más de relieve a raíz de la pandemia, que ha hecho que podamos trabajar desde cualquier lugar del mundo y relacionarnos más fácilmente con cualquier persona de otro país, por lo que el conocimiento del inglés es hoy más necesario que nunca. En este sentido, hablar, escribir y entender el inglés con un buen nivel suma garantías para el candidato en un mercado laboral cualificado.

Como claro indicador de esta tendencia, tenemos el hecho de que, todo y con sus dificultades, la pandemia ha puesto de relieve la importancia de una comunicación y cooperación clara transfronteriza. El inglés, como lengua franca global, conecta cada vez a más personas.

Así, ¿cuál es el problema con la lengua de Shakespeare en nuestro país?

Por nuestra parte, identificamos dos causas que se hallan a la raíz de esta falta de nivel. Por un lado, el español se habla en muchos países y el hecho de que nuestro idioma sea tan popular hace que sea menos atractivo conocer otros. El otro gran factor es el hecho de que España es ya un país multilingüe: hay muchos colegios donde se parte de una base de dos idiomas y, en ese contexto, introducir un tercero es siempre un proceso complicado. Máxime, cuando todavía no hay la costumbre de, por ejemplo, ver las series y películas en su versión original (una excelente manera de ejercitar los skills lingüísticos) y, ante cualquier texto en inglés es reacción común volcarlo en algún traductor en línea en vez de tratar de comprenderlo en su versión original.

No obstante, y por elevado que sea el grado de dificultad, introducir y fortalecer el inglés en las horas lectivas y en nuestro día a día no deja de ser un primer y muy necesario paso en términos de apuesta a futuro del alumnado. Pero no el único.

Salir fuera, una necesidad

El inglés en las aulas, el refuerzo con cursos online o ver cine subtitulado en vez de doblado no siempre son suficientes y cabe dar un paso más.

Para aprender un idioma se necesitan grandes cantidades de exposición y práctica. Calculamos, de hecho, que se trata de aproximadamente 1.200 horas para pasar de grado principiante a un nivel intermedio alto. Los resultados mediocres de los españoles, en materia de conocimiento del inglés, demuestran que los habituales cursos online no son suficientes para aprender el idioma con un mínimo nivel competencial y nos recuerdan la necesidad de hacer una inmersión en el extranjero. Que el aprendiz de un idioma aprenda a desenvolverse en un entorno donde la lengua que está estudiando sea la mayoritaria.

Esa es la única manera de reforzar las capacidades lingüísticas y, además, conocer a fondo la mentalidad y cultura que son, a la postre, los ejes que determinan los usos lingüísticos en los núcleos y entornos sociales.

Mi consejo para los jóvenes es que vayan a vivir fuera, que estudien fuera y trabajen fuera. No solamente aprenderemos un idioma nuevo, sino que también aprenderemos una cultura nueva y todo ello redundará en una mejora de nuestras posibilidades de empleabilidad.

Xavier Martí, director de EF Education First en España

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí