Los colegios ya generan un 37% menos de los residuos en las aulas mediante programas sostenibles

Residuos en las aulas

Según los últimos datos, los colegios han conseguido reducir la producción de residuos en las aulas de 35.000 kg a 22.000 kg (un 37% menos) y los residuos orgánicos generados han disminuido en pro a una mejora en la separación del papel y el plástico. El grupo educativo Brains International Schools, lleva tiempo impulsando su programa «Brains en verde«, que busca inculcar valores, hábitos y actitudes ambientales en los alumnos desde edades muy tempranas.

“Mediante talleres, buscamos enseñar al alumnado a reutilizar los residuos en las aulas, promover información sobre tasas de reciclaje y que ellos mismos se esfuercen en hacer cada día más visible este problema», señala Cristina Escolar, coordinadora de «Brains en Verde».

El valor de reducir, reciclar y reutilizar

Este programa también tiene muy presente la «regla de las tres erres» (reducir, reciclar y reutilizar), en beneficio del medioambiente y la preservación para una buena salud pública. Con este concepto quieren reducir la huella medioambiental, sustituyendo materiales como el plástico o el papel por aquellos a los que se puede dar más de un uso.

Según los últimos datos publicados (y que serán actualizados en los próximos meses) por Eurostat, en el año 2020 la cantidad de residuos municipales generados en la Unión Europea se elevó a 505 kg, lo que equivaldría a 225,7 millones de toneladas residuales. Pese a que estas cifras son preocupantes, España se sitúa entre los siete Estados miembros de la Unión que generarían menos residuos.

Esta problemática ha llevado a las autoridades europeas a promulgar acciones de concienciación sobre la gestión sostenible de recursos y residuos. En este sentido, la Unión y sus Estados miembro se han marcado dos metas principales de cara a los próximos años: superar el 55% el reciclaje de residuos domésticos para 2025 y reducir al 10% o menos la disposición de residuos municipales en vertederos para 2035.

Una situación que no solo se ha de empezar a regularse con políticas de prevención desde las autoridades públicas, sino que se debe cambiar desde la base, comenzando por la educación con iniciativas como «Brains en verde».

Passivhaus Plus y el Proyecto Save The Water, hacia un modelo sostenible en las aulas

La apuesta de los centros Brains en materia de sostenibilidad no se reduce exclusivamente al reciclaje de los residuos en las aulas. El centro María Lombillo cuenta con la certificación de arquitectura e instalaciones Passivhaus Plus, lo que le convierte en el primer colegio de la Comunidad de Madrid con estas características. Se trata de una edificación, que permite ayudar a complementar el ahorro energético con energía solar suministrada de forma limpia y renovable.

Esta modalidad de Passivhaus es referente a una nueva construcción y, entre sus características, destaca la renovación de aire con intercambio de calor y el uso de filtros especiales antibacterianos y antiácaros para crear un ambiente aséptico, que fomente el nivel de atención y rendimiento escolar.

«Este tipo de edificación con certificación Passivhaus, pionera en Europa, va muy acorde con los objetivos del centro, que quiere crear cambios y generar hábitos positivos entre el alumnado en base a un crecimiento y desarrollo sostenible», señala Miguel Ángel Ruiz, Facility Manager de Brains International Schools.

Asimismo, los centros Brains International Schools llevan a cabo proyectos que van más allá de la eficiencia energética como el Proyecto SavetheWater, orientado a gestionar y cuidar el consumo responsable del agua en sus instalaciones y, gracias al Proyecto SaveTheWater, han conseguido recuperar la cantidad de 300.000 litros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí