FAPA Giner de los Ríos y CICAE presentan un informe contra supuestos cobros de cuotas de la concertada

El informe ha sido elaborado por una empresa privada a través de "mystery shopper".

La FAPA Giner de los Ríos y la asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE) registraron, ayer, en la Asamblea de Madrid un informe realizado por una consultora especializada en mistery shopper que, según su nota de prensa, «demuestra que la totalidad de los colegios concertados analizados cobran cuotas a las familias, siendo obligatorias en un 90% de los casos». Para estas dos organizaciones este cobro de cuotas supone estar «en contra de la Ley Orgánica del Derecho a la Educación, que establece que ha de garantizarse la gratuidad de las enseñanzas obligatorias en centros sostenidos con fondos públicos».

La investigación se ha llevado a cabo a través de entrevistas simuladas en centros de lo que denominan como «nueva concertada», que definen como «colegios en régimen de concierto educativo, de reciente creación y que iniciaron su actividad gracias a que la Comunidad de Madrid les ha cedido terreno público en condiciones ventajosas». El estudio se ha realizado por cuarto año consecutivo por una empresa especializada que se hace pasar por familias interesadas en matricular a sus hijos en el próximo curso escolar. El comunicado asegura que se «han recabado datos que revelan la falta de voluntariedad de las cuotas en estos colegios, que de media mensual superan los 153 €«. Por este motivo, anualmente, deberían aportar cada familia una cantidad superior a los 3.000 euros (sumando la cuota fija, complementaria y de comedor) por hijo que se encuentre matriculado en enseñanza obligatoria.

Los datos que aportan en este informe denuncian, además, un aumento de los casos discriminatorios, porque el impago de una cuota conlleva la exclusión del estudiante. El comunicado emitido por FAPA Giner de los Ríos y CICAE hace hincapié en que este tipo de casos «los protagonizan el 44% de los centros que aparecen en el informe, los cuales manifiestan que, si no se paga la cuota, el alumno no podrá asistir a las actividades. La solución que ofrecen algunos de ellos es la posibilidad de que la familia se haga cargo del estudiante en las horas en las que se organizan actividades a las que se les prohíben acceder, o bien ubicarlo en otra sala con o sin atención».

Estructura de precios y peticiones

El informe detalla que los colegios que se han investigado poseen precios que no dan la oportunidad de decidir a las familias si pagar las cuotas que tengan un carácter voluntario: «En algunos casos, aglutinan diferentes conceptos de cobros dentro de un importe global y en otros imponen la contratación de servicios para poder acceder a otros recursos o actividades».

Asimismo, el comunicado que alude al estudio asegura que han aumentado «los colegios (el 64%) que no mencionan que la cuota tiene un carácter no lucrativo». Por este motivo, además, recuerda que la Ley considera una falta grave esta situación de cobro por lucro, que motivaría la retirada del concierto. A lo que esta notificación añade: «La mayoría de los centros educativos recogidos en el informe pertenecen a la denominada nueva concertada, colegios en régimen de concierto educativo, de reciente creación y que iniciaron su actividad gracias a que la Comunidad de Madrid les ha cedido terreno público en condiciones ventajosas».

Para concluir, el comunicado aporta una serie de peticiones destinadas a la Administración a partir del informe registrado en la Asamblea de Madrid, inscrito por Camilo Jené, presidente de la FAPA Giner de los Ríos, y la directora general de CICAE, Elena Cid. Dichas demandas son las cinco siguientes:

  • No más cesiones de suelo público para la construcción de colegios concertados, que nacen con un modelo de COPAGO y no gratuidad para las familias.
  • Prohibición de realizar actividades complementarias que no sean gratuitas, para todos los alumnos dentro de la jornada escolar.
  • Publicación en sus páginas webs de las actividades, con el detalle de contenidos, horarios, precios autorizados y garantías de voluntariedad.
  • Supervisión prioritaria por parte de la inspección educativa de la garantía de gratuidad.
  • Control de los costes y de la ausencia de lucro en estas actividades.

Desde ÉXITO EDUCATIVO nos hemos puesto en contacto con las distintas patronales que agrupan a la mayor parte de centros incluidos en el informe y la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. Estamos a la espera de sus reacciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here