Salesianos se prepara para afrontar los nuevo retos, desde la educación sexual y la inclusión hasta la violencia juvenil

La acción tutorial y la formación integral son dos de las áreas en las que se proponen trabajar el próximo curso los centros Salesiano. “Es necesario darles un nuevo impulso en los centros desde un enfoque actualizado, que responda a las necesidades del alumnado en este momento”, avanzan en su web.

Para ello ya se está trabajando en propuestas de itinerarios y recursos. Pero no es lo único: la inclusión y el diseño universal de aprendizaje (DUA) serán ejes sobre los que girarán las futuras políticas en los centros salesianos.

¿Cómo hacer los centros salesianos aún más inclusivos?, se pregunta Salesianos. La respuesta es que es “fundamental para los miembros de los equipos de Orientación seguir reflexionando y formándose para poder orientar y acompañar a los equipos directivos y al profesorado ordinario, que son quienes han de llevarlo a término”.

En esta línea, un grupo de orientadores ha participado en el Seminario ‘Innovar para incluir’ organizado desde el Equipo Nacional de Escuelas.

Todo ello sin olvidar la educación afectivo-sexual como referente, “tan necesaria y a veces no suficientemente atendida”, cuestión sobre la que Salesianos está avanzando en una propuesta en línea con el enfoque elaborado desde el Centro Nacional de Pastoral Juvenil.

También se profundizará en la prevención de riesgos asociados a las redes y la tecnología, una línea de reflexión y trabajo que se está abordando en colaboración con el equipo de ciberpsicología de la UNIR, con objeto de ofrecer recursos al alumnado y las familias.

Por supuesto, Salesianos se ocupará de la protección de menores y personas adultas vulnerables. Muchos de los responsables locales de protección de las casas salesianas son los orientadores, recuerda la organización educativa, que apunta que la prevención, la derivación y el acompañamiento ante estas difíciles situaciones son propias de su tarea.

“Por ello, se está trabajando mucho en la propia formación, la elaboración de subsidios para toda la comunidad educativo-pastoral, como queda plasmado en las iniciativas propuestas en torno al día 25 de abril, Jornada mundial contra el maltrato a la infancia”.

Frente a la existencia de grupos juveniles violentos, a petición del Inspector, se ha iniciado una reflexión sobre este fenómeno presente en la sociedad, para propiciar un acercamiento al perfil más vulnerable y aportar sugerencias de prevención e intervención.

Además, otros temas preocupan especialmente a Salesianos en este momento como son la salud mental y la figura del coordinador de Bienestar y sus funciones y cómo engarzarla bien en lo ya existente en los colegios.

Se está observando un “paulatino desvío de funciones” desde otros servicios comunitarios -sanitarios y sociales- hacia el sistema educativo. Aspectos diagnósticos, terapéuticos, de salud, de seguimiento, que, advierte Salesianos, “suponen una gran responsabilidad y no corresponden a la función de la escuela”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí