Sebastián Pacheco (UGT): “Hay que pensar en suprimir estudios de FP que ya no demandan las empresas”

Sebastián Pacheco es el actual secretario de Formación de UGT. Licenciado en Filosofía y Letras, Máster en Gestión de la Calidad de la Formación por la UNED, y Experto Socio-Laboral por la Universidad Complutense de Madrid,  es lo que se conoce como uno de los sindicalistas clásicos, en este caso, en el ámbito de la educación. Está vinculado desde los años 80 al sindicato socialista y desde entonces ha ocupado responsabilidades diversas en el departamento de Formación, del que es su secretario desde 2016. Bien lo debió hacer que el Congreso Confederal de la UGT le reeligió en el cargo este mismo año.

Una de sus especialidades, y preocupaciones, es la Formación Profesional, de la que habla en esta entrevista concedida a ÉXITO EDUCATIVO. De la nueva ley de FP, de los aprendices o de los profesores y tutores, pero también del futuro de algunas disciplinas que parecen llamadas a su desaparición en este mundo tan VUCA.

Y tan diferente. Porque pudiera pensarse, erróneamente, que la formación profesional se desarrolla igual en todas partes, pero no es así. Emulando el concepto de ‘milagro alemán’, que caracterizó la posguerra alemana tras la II Guerra Mundial, se habla ahora del ‘modelo alemán’ de FP, espejo en el que todos los países, especialmente España, se miran. Pues es el alemán un sistema en el que, con carácter general, el aprendiz, el empresario y el gobierno están satisfechos de los resultados.

Lo primero ¿Qué distingue la FP española de la alemana? ¿En qué es mejor o peor una de otra?

Son diferentes. Nunca va a ser la FP española igual a la alemana, porque allí el modelo productivo es diferente, de modo que el sistema también lo es. No quiere decir que no podamos hacer cosas iguales, pero no todo. Por ejemplo, el tema de la Cámaras, que son las que sustentan el sistema en Alemania. En España, la Cámara de Comercio o de Industria no tienen el papel que tienen allí. Hay otro agentes diferentes y otro modus operandi, desde la certificación, la formación o la financiación, etcétera.

Una agencia unificadora hubiera sido lo deseable, que hubiera tenido mucha capacidad de haber puesto a las comunidades en una situación común. Los landers allí no tienen las mismas competencias que aquí, y aunque parece que todo es muy parecido, no es igual. Con lo cual el modelo que tenemos que hacer de Formación Dual español ha de ser similar a lo que hay en otros países, como es Alemania, Suiza, Dinamarca, pero sin olvidar de crear nuestro propio modelo. Eso no quiere decir que sea muy diferente al suyo, pero sí propio.

¿Es la ley actual de FP española la adecuada? ¿Podría haberse mejorado?

Ha mejorado mucho. Esto hace que se evite lo que nosotros decimos los 34 modelos de Formación Profesional Dual que había en España, porque eran 17 de Educación y 17 de Trabajo. Ahora, al ser una norma básica por ley orgánica, lo que va a suceder es que se armoniza todo ese tema y pasamos a tener un solo sistema.

¿Está garantizados los derechos laborales de los estudiantes de FP en las empresas?

Sí y no. Sí desde el punto de vista de que la nueva norma ya va obligando a cosas. Por ejemplo, con la reforma laboral que hemos hecho se equipara en cuanto a salario mínimo y misma condiciones el contrato de aprendizaje con la formación dual. Lo que pasa es que aún hay que andar mucho más. Cuando hagamos el nuevo Estatuto de los Trabajadores ya habrá una nueva situación que tendrá que verse y esperemos que pronto comience la negociación.

¿Cuál es la situación de los profesores de FP?

Los sindicatos hemos participado en la ley de FP en dos aspectos, tanto en el desarrollo administrativo, político, etcétera, pero también en toda la parte de docentes. De hecho, ha habido mucha participación en los problemas que había de docencia y de muchos colectivos que tenían un problema de poder seguir siendo docentes en el sistema.

La formación y el aprendizaje permanente de los docentes es clave, tanto en las empresas como en el marco de la internacionalización. Esa es la clave de la calidad, y luego, otro tema, el control que debemos de tener los sindicatos para que la docencia sea buena y eficiente. En la formación dual hablamos de tutores, no es tanto el docente tradicional, sino también la tutoría, que es quien tiene que acompañar a los aprendices en todos los procesos educativos.

¿Cómo es posible que haya falta de plazas públicas de FP en algunas CCAA?

En el último año ha aumentado y superado la demanda de formación profesional a la demanda general del resto de estudios, aunque aún se puede mejorar la situación de la FP. Aquí hay que aportar todos muchos granitos, porque se necesita mucha más financiación para poner en marcha la ley y dar pie a los que quieran matricularse.

Y después hay otra cosa importante, que es quitar todo lo que ya no vale. También en el sistema hay mucha formación profesional que igual tendríamos que pensar si tener abiertas esas especialidades que ya el sistema productivo no pide. Creo que eso va a ir cayendo de forma natural en los próximos tiempos.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí