Tecnología accesible para personas con discapacidad visual

Momento durante una demostracion sobre tecnología adaptada.

La Universidad Complutense de Madrid y la ONCE han firmado un acuerdo de colaboración para crear la ‘Cátedra ONCE-Tiflotecnología’, con el propósito de que adquiera rango universitario y fomentar así la investigación y el desarrollo de proyectos tecnológicos adaptados y accesibles.

Este acuerdo ha sido firmado por el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Joaquín Goyache, y el director general adjunto de Servicios Sociales de la ONCE, Andrés Ramos, tratando de fomentar la inclusión a partir de la investigación y el desarrollo de proyectos tecnológicos accesibles.

El convenio de colaboración contempla seminarios, títulos propios o cursos de verano en la Complutense sobre tecnologías accesibles. Por otro lado, se ofrecerán becas a los estudiantes para «impulsar estudios e investigaciones relacionadas con la Cátedra y se creará un Premio para reconocer aquellos trabajos fin de grado que tengan que ver con temas de accesibilidad y discapacidad».

Con este acuerdo, también se quiere fomentar el equipamiento científico-técnico y de software para la investigación y desarrollo de aplicaciones dentro de la Tiflotecnología, incluso, para favorecer la difusión y el conocimiento de las investigaciones a través de publicaciones de carácter científico y la participación en Congresos.

La encargada de gestionar esta Cátedra, «reservando un espacio adecuado para su desarrollo y estableciendo los mecanismos necesarios para el reconocimiento académico de los cursos o asignaturas impartidas dentro de la misma», será la Facultad de Informática de la Complutense.

Por su parte, el área ejecutiva de Autonomía Personal y Accesibilidad de la ONCE va a desarrollar diferentes acciones específicas que también tienen que ver con la Tiflotecnología e Investigación (CTI): «El conjunto de técnicas, conocimientos y recursos encaminados a procurar a las personas con ceguera o deficiencia visual los medios oportunos para la correcta utilización de la tecnología».

Con todo, se espera que las tecnologías desde el inicio lleven consigo las máximas de ‘Diseño para todos’ para así favorecer el acceso en igualdad de condiciones sin discriminación «por condición cultural, social, de salud o discapacidad».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here