Temen que la construcción de barracones en centros públicos de Madrid demore la obra nueva y las reformas

Imagen de Birgit Böllinger en Pixabay

La Plataforma “¡Centros Públicos Ya!”, conformada por más de un centenar de AMPAs y diversas plataformas locales de la región madrileña, ha denunciado que la instalación ya en marcha de cerca de 200 módulos prefabricados en diferentes colegios e institutos madrileños, con el fin de cumplir los ratios de seguridad por la pandemia, “supondrá la paralización de numerosos procedimientos pendientes de construcción de nuevos centros escolares o de las ampliaciones pendientes de los ya existentes”.

Según uno de sus portavoces, Fernando Mardones, “nos estamos encontrando con un vendaval de barracones que, si bien puede justificarse inicialmente su instalación para cumplir con las medidas de seguridad sanitarias actualmente vigentes por la pandemia de la COVID-19, creemos que están escondiendo la falta de voluntad de la Comunidad de Madrid de cumplir con las obras aún pendientes en muchos colegios e institutos, con lo que se retrasarán aún más éstas, tal y como ya está ocurriendo en diferentes puntos de la región”.

Esta situación, según datos ofrecidos por la Plataforma, se está produciendo, entre otros, en el CEIP Héroes del 2 de mayo de Colmenar Viejo, en el CEIP Andrea Casamayor y en el IES Simone Veil de Paracuellos del Jarama, en el IES Jane Goodall de Rejas, en el CEIP Margaret Thatcher de Barajas, en el CEIP Ángel Nieto de Vallecas o en el IES Francisca de Pedraza de La Garena (con sus obras paralizadas desde 2019), centro éste último que tiene los barracones instalados en el CEIP La Garena ya que su centro tiene actualmente sus obras paralizadas.

Además, hay que sumar el IES Soriano Fisher en Getafe que contará con ocho barracones el próximo noviembre o el nuevo IES de Arroyomolinos no construido aún, que tendrá barracones en noviembre en la parcela de la 3ª fase del CEIP Averroes (colegio aún pendiente de finalizar). Todos estos centros, señala la Plataforma, están afectados por algún expediente de contratación de obra de finalización o de ampliación, por lo que denuncian que la Comunidad de Madrid aprovecha la coyuntura actualmente existente para colocar estas aulas modulares.

En referencia al coste de los citados módulos (16 millones de euros según fuentes de la Comunidad de Madrid), el procedimiento se ha tramitado con el carácter de urgencia, lo que a criterio de las familias supone una actuación que “no se ha realizado en diferentes momentos en los que, ante la igualmente urgente falta de plazas escolares públicas, la Comunidad de Madrid prefirió llevar a cabo el traslado a otros centros de los alumnos afectados, como ha sido el caso reciente del CEIP Miguel de Cervantes de Getafe, el IES Malala Yousafzai de Las Tablas, el CEIP Ángel Nieto de Vallecas o el IES Simone Veil de Paracuellos”.

Según Mardones, “no olvidemos que la Comunidad ha optado por la compra y no por el alquiler, lo que nos hace temer que su instalación vaya a alargarse más allá de la pandemia y sirva de parche para retrasar aún más las construcciones de obra nueva y de ampliación pendientes”.

Otro de los problemas que denuncian las familias es que estas aulas modulares, además, se ubicarán en espacios comunes que restarán calidad de los centros públicos afectados, ya que los alumnos y alumnas perderán la posibilidad de hacer uso de buena parte de los patios o pistas deportivas exteriores, más aún cuando la comunidad científica está recomendando la utilización de espacios abiertos para evitar la transmisión del virus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí