Tenerife, con problemas para garantizar la educación escolar ante el inusitado aumento demográfico

Cuando en la práctica totalidad de España la caída demográfica se ha convertido en un referente a la hora de evaluar el sector de la educación, en el sur de Tenerife la población censada se ha multiplicado por dos en los último 20 años, generando un problema que la Consejería canaria de Educación trata ahora de resolver ante las crecientes quejas ciudadanas.

Parece un contrasentido, por comparación a la situación en el resto de España, pero, lo cierto, es que no lo es tanto. En el sur de Tenerife, en ciudades como Arona, Granadilla, Santiago del Teide, Güimar, Adeje o San Miguel no es que se haya producido un alza de nacimientos imprevisto y nada acorde con la media nacional: no, también en esta isla el problema demográfico es similar. La respuesta está en la inmigración.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en los doce municipios más importantes de esta zona de Tenerife se produjo un aumento desde 2002 hasta el año pasado de casi 120.000 personas, pasando de 188.899 a 306.332, un porcentaje de las cuales eran inmigrantes, sobre todo procedentes de Latinoamérica, como argentinos, uruguayos o cubanos, y particularmente de nacionalidad italiana, de lo que procedentes de la Unión Europea. A este grupo hay que sumar los venezolanos retornados, pero que contarían como españoles, por su doble nacionalidad.

El caso es que, mientras que, en algunas capitales del país, como se ha contado en ÉXITO EDUCATIVO en alguna ocasión, algunos centros educativos se han visto obligados a cerrar o a reconvertirse en centro públicos, en el caso de los privados, por falta de matriculaciones, Tenerife es noticia por todo lo contrario.

Consciente del problema que ello está generando, la Consejería de Educación, Formación Profesional, Actividad Física y Deportes del Gobierno de Canarias buscará “una respuesta al impacto del incremento poblacional en las infraestructuras educativas de los municipios del sur de Tenerife”. El consejero del área, Poli Suárez, hizo estas recientes declaraciones durante una visita institucional a Santiago del Teide para conocer de primera mano la realidad y necesidades de los centros escolares del municipio.

“En las próximas semanas celebraremos una reunión entre la Consejería de Educación y los alcaldes y alcaldesas del sur de la isla de Tenerife para analizar ese crecimiento poblacional que existe en esos municipios y darle salida al problema”, explicó Suárez, quien destacó la importancia de “escucharlos” para “programar y organizar” una solución futura.

Por su parte, el alcalde, Emilio Navarro, agradeció el compromiso de la Consejería de Educación personalizada en su titular, “para trabajar de la mano y pensando en el futuro de Santiago del Teide”, y añadió que desde el Ayuntamiento desarrollarán “el trabajo que corresponde para agilizar de la mano del Gobierno regional las necesidades del municipio”.

En esta visita, por cierto, el consejero de Educación, acompañado por el director territorial Adrián Delgado, recorrió diferentes centros educativos como la futura escuela infantil o el CEIP Feliciano Hernández García en el casco de Santiago del Teide, también el CEIP Aurelio Emilio Acosta Fernández en Arguayo y el CEIP Tamaimo. El alcalde destacó además la situación del centro educativo de Puerto Santiago “donde hay más de 60 nacionalidades y lo que ello significa a la hora del profesorado desarrollar su actividad”.

Santiago del Teide se suma a la ronda de visitas que el consejero regional de Educación lleva a cabo para, desde la coordinación institucional, planificar actuaciones y adoptar las medidas que se requieran para cubrir las necesidades de la ciudadanía en materia de educación y deportes.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí