Tres de cada diez mujeres que se forman para ser programadoras son madres

Apple keyboard on MacBook Pro

Las nuevas tecnologías son ya una pieza clave de nuestra sociedad. Hay muchas cosas vinculadas a estas tecnologías, desde las redes sociales y apps que se utilizan para mantenernos comunicados como cuestiones de salud, ya que hay algunos servicios médicos que se pueden hacer online.

Por ello, no es de extrañar que los programadores estén de moda y que incluso algunos profesionales que no están vinculados con estas nuevas tecnologías decidan cambiar el rumbo de sus carreras y dedicarse a programar. Puede que sea porque en el sector de la programación se puede combinar tanto presencialidad como teletrabajo, lo que favorece la conciliación laboral. De hecho, un estudio señala que tres de cada diez mujeres que deciden dejar atrás su vida anterior y formarse para ser programadoras son madres.

A pesar de esa situación, este sector está dominado por hombres. Sólo un 23 por ciento de los puestos de trabajo en el sector TIC está ocupado por mujeres, al menos en España. Y hay muchas mujeres que cambian su rumbo profesional para dedicarse a la programación. La pregunta es cómo son estas mujeres.

Pues bien, Adalab, una escuela especializada en formación tecnológica para mujeres, ha realizado un estudio con motivo del Día del Programador, que se celebra el día 13 de septiembre, para saber cuál es el perfil de las mujeres que cambian su vida por el sector tecnológico. En concreto, tienen una media de 31 años y la mayoría, un 77 por ciento, cuenta con estudios universitarios. Casi la mitad tiene un nivel de inglés igual o superior al B2.

Asimismo, este estudio refleja que de las programadoras que pasaron por Adalab, la mayoría estaba en situación de desempleo antes de formarse. Y además provenían de sectores muy diferentes al mundo de las tecnologías. De hecho, solo el dos por ciento había estudiado previamente Informática. La mayoría provenía de la rama de Ciencias Sociales y Jurídicas (un 43 por ciento), el 24 por ciento de Artes y Humanidades, el siete por ciento de Ciencias de la Salud y el diez por ciento de la rama de Ingeniería y Arquitectura.

En cuanto al lugar de procedencia de las mismas, Madrid lidera el ranking, siendo la comunidad autónoma con más mujeres que se reinventan y estudian programación. En segundo lugar, se encuentran Andalucía y Galicia. El top cinco lo completa la Comunidad Valenciana y Cataluña, con el cuarto y el quinto puesto del ranking respectivamente.

En relación al salario medio que perciben las programadoras en España recién incorporadas al mercado laboral en este sector es de 20.800 euros brutos anuales. Además, el 39 por ciento trabaja en remoto y el 41 por ciento lo hace de forma híbrida, alternando la presencialidad y el teletrabajo. Este modelo de trabajo está muy valorado, pues ofrece ventajas de cara a la conciliación laboral y familiar, y más si se tiene en cuenta que tres de cada diez mujeres que se forman en el sector son madres, según Adalab.

Inés Vázquez Ríos, cofundadora y CEO de Adalab, ha indicado en un comunicado que “las mujeres tienen que pasar de ser espectadoras a ser protagonistas del sector”, añadiendo que “el futuro tecnológico debe ser inclusivo”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí