Un artículo publicado por la Comisión Europea subraya que la LOMLOE “es el resultado de un amplio proceso participativo”

La red de información Eurydice, creada en 1980 por la Comisión Europea, afirma en un reciente artículo publicado en su web, atribuido a la Unidad Eurydice España, afirma que la LOMLOE, la reforma educativa impulsada por el Gobierno español, con el apoyo de Unidas Podemos, principalmente, “es el resultado de un amplio proceso participativo”.

Choca esta afirmación con el espíritu que movió a la comunidad educativa concertada y privada española en torno a la Plataforma Más Plurales que, durante el periodo de debate parlamentario en las Cortes, abanderó el rechazo a la nueva legislación educativa desde la premisa de que no había sido oída por primera vez desde la restauración de la democracia.

Se señala en este artículo que el nuevo texto busca conseguir un “mejor rendimiento educativo”, siguiendo las directrices de la Comisión Europea, la OCDE y la Agenda 2030 y, de esta forma, “mejorar también la posición de España”.

Afirma abiertamente, sin hacer mención a la campaña de protesta que se sucedió durante semanas por parte de Más Plurales, incluyendo la recogida de dos millones de firmas contrarias, que la LOMLOE “es el resultado de un amplio proceso participativo”.

Lo argumenta al indicar que fueron más de 43.000 los correos electrónicos recibidos en una primera fase de consulta; la celebración de una serie de encuentros celebrados por la Jornada Sectorial de Educación con los máximos representantes educativos de las comunidades autónomas; “importantes” aportaciones recibidas de la mayoría de las comunidades autónomas, de los consejos escolares regionales y de diversos ministerios, así como de encuentros bilaterales o multilaterales celebrados con un centenar de asociaciones del mundo educativo.

De la LOMLOE, el artículo publicado en la web de la Comisión Europea destaca que se fundamenta en cinco pilares: Por primera vez, una ley educativa española incluye el enfoque de los derechos del niño entre los principios rectores del sistema, según lo establecido en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (1989), reconociendo así el interés superior de los niños en su derecho a la educación y la obligación del Estado de asegurar el efectivo cumplimiento de este derecho.

En esa línea, prosigue el artículo, la LOMLOE pretende incrementar progresivamente el número de plazas públicas en el primer ciclo de Educación Infantil (ECE). Además, el gobierno planea regular el plan de estudios y los requisitos mínimos en ambos ciclos de ECE (0-3 años y 3-6 años), incluidas las calificaciones de todos los profesionales, la proporción alumno-maestro y el número de puestos escolares. La detección temprana y la atención temprana a necesidades específicas de apoyo educativo serán especialmente relevantes en esta etapa, añade.

Como segundo pilar, el texto legal adopta un enfoque de igualdad de género a través de la coeducación. Promueve, en todas las etapas del aprendizaje, la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, la prevención de la violencia de género y el respeto a la diversidad afectivo-sexual. Para la educación secundaria, la ley fomenta la orientación educativa y profesional de los estudiantes con una perspectiva inclusiva y no sexista.

El tercer pilar es un enfoque transversal dirigido a elevar los resultados de todos los estudiantes a través de la mejora continua de las escuelas y una mayor personalización del proceso de aprendizaje.

En cuarto lugar, la ley reconoce la importancia de abordar el desarrollo sostenible según lo establecido en la Agenda 2030. Por tanto, la educación para el desarrollo sostenible y la ciudadanía global debe estar incluida en los planes y programas de toda la educación obligatoria.

Por último, la reforma insiste en la necesidad de considerar el cambio digital que se está produciendo en nuestras sociedades y que afecta a las actividades educativas. Con el objetivo de adecuar el sistema educativo a los avances digitales, se prevé en el texto la atención al desarrollo de la competencia digital de los estudiantes en todas las etapas educativas, tanto a través de contenidos específicos como en una perspectiva transversal.

Otro aspecto destacable de esta nueva ley es el impulso a la Formación Profesional. Esto tiene tres objetivos: mejorar el reconocimiento social de la Formación Profesional haciéndola más flexible y, en consecuencia, agilizar los procesos de incorporación de nuevos contenidos para acercar España a las tasas de asistencia de los estudiantes que eligen esta vía respecto a otros países europeos.

Desde la publicación de LOMLOE, ha comenzado un período de implementación progresiva. La ley se implementará por completo para el año escolar 2023/2024

Esta red, Eurydice, en el ámbito de cada país, se presenta como una herramienta que sirve para el intercambio de información descriptiva sobre la organización y el funcionamiento de los sistemas educativos y las políticas nacionales en materia de educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here