Un estudio advierte que la pandemia favorece la privatización de la educación superior

El acto contará con talleres diferentes, mesas redondas y experiencias educativas relacionadas con la tecnología.

La pandemia de la COVID-19 está favoreciendo los procesos de la privatización y comercialización de la educación superior. Así se señala en el estudio ‘Pandemia y privatización en la educación superior: tecnologías de la educación y reforma de la Universidad. Principales realidades observadas’, promovido por el área de investigaciones de la Internacional de la Educación, y firmado Ben Williamson y Anna Hogan.

El informe completo se puede consultar en este enlace

Este trabajo de investigación apunta que las emergencias generan oportunidades para “agilizar” las políticas de privatización orientadas al mercado y las reformas comerciales en la educación.

Así, subraya que la actual pandemia “se ha aprovechado como una oportunidad excepcional para expandir la privatización y la comercialización de la educación superior, en particular mediante la promoción de las tecnologías de la educación como soluciones a corto plazo para el cierre de los campus universitarios y el posicionamiento de los actores del sector privado como catalizadores e ingenieros de la reforma y la transformación de la educación superior después de la pandemia”.

En opinión de los autores, lo que llaman “la pandemia de la privatización y la comercialización de la educación superior” durante la emergencia provocada por la COVID-19 es un proceso multisectorial en el que participan múltiples actores de diversos ámbitos interconectados, desde el gobierno hasta el empresariado, pasando por el mundo de la consultoría, las finanzas y la gobernanza internacional, con un alcance transnacional y efectos muy heterogéneos en todos los contextos geográficos, sociales, políticos y económicos.

Se trata, dicen, “de un reflejo de cómo el arte del llamado ‘capitalismo del desastre’ ha tratado de explotar la pandemia en beneficio del sector privado y comercial”.

Abundan en la idea de que diversas organizaciones de un amplio abanico de sectores han transformado la crisis actual en una oportunidad para reinventar la educación superior a largo plazo, como un sector innovador desde el punto de vista digital basado en el uso intensivo de datos para las sociedades y economías pospandemia.

“Si bien es cierto que la educación presencial constituía una amenaza urgente para la salud pública mundial”, indican los autores, “han sido las empresas de tecnología educativa, las consultorías, los organismos internacionales y los inversores los que han planteado que sería también un problema a largo plazo y una amenaza para la mejora de las ‘competencias’ del alumnado, la ‘empleabilidad’ y la recuperación económica mundial después del coronavirus”.

Durante los cierres en la educación superior, se denuncia en este estudio, las tecnologías educativas se han presentado como una forma de “ayuda de emergencia”, pero también como una oportunidad para invertir y generar beneficios. En este contexto, el creciente mercado de las tecnologías de la educación está actuando como un catalizador de la reconstrucción y la reforma de la educación superior a largo plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here