Un mayor nivel de estudios reduce la brecha digital a partir de los 54 años

Imagen de Sabine van Erp en Pixabay

Un informe de la Universidad de Alicante pone de manifiesto que la brecha digital generacional se intensifica a partir de los 54 años, especialmente en el uso de internet. Una brecha que se reduce en función del nivel de estudios de la persona mayor de esa edad, y de la relación que tiene o tuvo con las nuevas tecnologías en su trabajo.

Son datos del informe ‘Las personas mayores en la era de la digitalización en la Comunitat Valenciana’, realizado en el marco de la Cátedra de Brecha Digital Generacional de la Universidad de Alicante. Se trata de una investigación sobre el acceso equipamiento y uso de las tecnologías en la Comunitat Valenciana, tomando como variable principal la edad

La primera parte del informe profundiza en el estudio de las variables de acceso, uso e intensidad de uso de las TIC. Los primeros resultados del análisis cuantitativo muestran una alta presencia de internet en los hogares valencianos en todos los ámbitos y, aunque se aprecia un leve descenso entre los mayores de 54 años, no es significativo.

Al profundizar en la población usuaria y en la intensidad de uso de las TIC se detectan diferencias entre la población mayor de 54 años y la población mayor de 16 años. Así, la gráfica de la población usuaria empieza a desprenderse de los niveles más altos en el grupo de 55 a 64 años y en la Comunitat Valenciana se pasa de niveles del 80 por ciento al 66 por ciento. Es más, la población que afirma utilizar de forma intensa la red empieza a descender en el grupo 35-44 años.

Estos datos son una primera evidencia de la brecha digital en función de la edad, que alcanza una diferencia de 14 puntos porcentuales y muestra el menor peso que tienen las tecnologías entre los mayores de 54 años en la Comunitat Valenciana.

Sin embargo, para el acceso a internet en la vivienda y el uso del móvil no se detectan tales distancias. En este caso, la brecha se sitúa en las edades más avanzadas, a partir de los 74 años y en el uso del móvil. Destacan diferencias según la edad tanto en las tecnologías empleadas (con una preferencia por parte de las personas mayores por tecnologías más intuitivas, por ejemplo, móviles frente a ordenadores) como en los usos realizados (por ejemplo, con una mayor utilización de los móviles para simplemente llamar por teléfono).

La segunda parte del estudio profundiza en las destrezas de la población usuaria relacionadas con la información, comunicación, resolución de problemas y competencias informáticas. En términos generales, se constata una reducción de las destrezas a medida que se avanza en edad, en todos los ámbitos geográficos considerados.

En este sentido, cabe destacar el peso que tiene el nivel de estudios y, posiblemente, la trayectoria laboral en la relación entre las nuevas tecnologías y edades más maduras, tanto en la Comunitat Valenciana, como en España. Asimismo, otros factores que también influyen son los socioeconómicos, educativos, motivacionales, así como el género o lugar de residencia (con un mayor riesgo potencial de brecha digital en el entorno rural).

Por otra parte, los diferentes niveles competenciales observados por sexo revelan una brecha importante por edad, ya que se da una proporción de mujeres valencianas con pocas destrezas de entre la población de 55 y 90 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí