Un reconocimiento necesario a nuestros sanitarios escolares

woman in white button up shirt and blue stethoscope

Me siento a escribir estas líneas con muchas ideas en la cabeza. La fácil hubiera sido volver a centrarme en la insensatez del ministro Joan Subirats calificando a algunas de las iniciativas privadas universitarias en la Comunidad de Madrid como potenciales chiringuitos. Pero uno ya se cansa hasta de exponer al público la estulticia de algunos de nuestros gobernantes que en el ejercicio de sus funciones arremeten contra quienes tienen que defender. Se cansa uno de exhibir el sinsentido de quienes deberían promocionar iniciativas para el desarrollo de proyectos bajo su ámbito de responsabilidad, y lo único que hacen es, en un ejercicio de demagogia y palabrería hueca, trasladar la idea de que cualquier actividad que exceda su círculo de confort ideológico es perniciosa o detestable. Más aún si se trata de España o de una Comunidad no afín a su concepto de régimen político. Más aún si uno, pese a que ahora le toca defender el imperio de la ley, lo que en realidad es, o ha sido, es un “outsider radical”, parte de la cuota de turno y  que aborrece y haría saltar por los aires esa ley en la que le ha tocado vivir: en este caso, de “Los Comunes”. Así se hacen llamar.

No quiero dedicar ni una línea más a analizar la actualidad político-educativa. Tan deprimente, por cierto.

No cuando lo importante es poner en valor la actuación de toda la comunidad escolar en este reinicio de curso tan complicado con la nueva variante ómicron. No cuando aún nos queda mucho por agradecer y reconocer a aquellas personas que, con su abnegado sacrificio y su esfuerzo personal, aún jugándose su propia salud, lo han hecho posible.

Leí en LinkedIn el emotivo reconocimiento que reproduzco a continuación, de una buena y vieja amiga: Beatriz González Parada. Ella es un referente dentro de las enfermeras/os escolares, no en vano ejerce como Vicepresidenta de AMECE (Asociación Nacional e Internacional de Enfermería Escolar), aunque en su cv solo prefiere definirse como lo que su pasión le mueve: enfermera escolar.

dedicatoria enfermera
Dedicatoria de Beatriz González

Beatriz es, como otros muchos profesionales sanitarios escolares, una de esas personas cuya integridad y sacrificio solo se puede alabar. Vive de la alegría de ver a sus alumnos regalarla dibujos de agradecimiento que ella cuelga pacientemente en su despacho. De hecho, más que un espacio sanitario, según las fechas, parece parte de un decorado de Halloween, Navidad o San Isidro. Pero siempre hay una protagonista en los dibujos: ella. Ella que en realidad, representa la labor de todos esos profesionales que durante estos años tan duros se han dejado la piel para que los colegios, y por ende la sociedad, pudiera seguir moviendo lentamente su rueda de actividad.

Se que estas palabras, no solo a ella, sino a todas las personas que han tenido su misma implicación, llenan mucho menos que el “pan caliente” de un dibujo de un alumno de Infantil,  Primaria, Secundaria, e incluso Bachillerato. También de las familias. Que de todo hay. Pero seríamos muy necios e ingratos si no fuéramos capaces, por mucho lío que haya, de nos ser los docentes quienes alcemos la voz reconociendo la maravillosa labor de quienes nos han acompañado, y nos siguen acompañando, en nuestro día a día. Que cuidan y velan por nosotros, y como no, por cada uno de nuestros alumnos. Que se han dejado la piel. Que han dedicado su tiempo personal y su salud emocional por asegurar que la rueda siguiera girando.

Gracias.

Toda gratitud es poca. Yo la hago extensible a las personas que en nuestro grupo educativo hacen su misma labor: Raquel García, Rocío Cortina, Cristina Roldán o Cristina Ripoll.

Sus responsabilidades están representadas por Beatriz, y a todas ellas dedico este artículo, pero es que en su caso nos une un lazo más estrecho: veló por Jacobo cuando lo necesité.

Gracias Bea. Gracias a todas y todos vosotros que atendéis la salud de nuestros alumnos en los colegios.

Suscribo, una a una, las hermosas palabras que nos compartiste.

Jaime García Crespo, CEO de Educación y Sistemas

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí