Un registro específico para detectar casos de acoso escolar en Andalucía

Entre los 12 y los 15 años son las edades en las que se ha mostrado un mayor número de incidencias sobre conductas negativas en Andalucía.

La Consejería de Educación y Deporte de Andalucía ha informado sobre un registro dedicado a detectar casos de bullying en el ámbito educativo y así poder discriminar determinadas conductas en detrimento de la convivencia pacífica. Javier Imbroda, consejero de Educación y Deporte, ha manifestado que de esta manera será posible concretar la verdadera dimensión de los problemas, llevar a cabo un seguimiento y establecer así medidas adecuadas para prevenir conflictos y resolverlos.

El propio Imbroda ha sido el responsable, en la Comisión de Políticas para la Protección de la Infancia del Parlamento, de animar a la comunidad educativa a contribuir en la elaboración de un nuevo Plan Integral de Convivencia Andaluz. El propósito es actualizar la normativa, además de incorporar mejoras en los protocolos existentes. Para su elaboración se han enviado cuestionarios al profesorado, también a los alumnos y las familias para que participen y conocer así su opinión y detectar necesidades y propuestas que contribuyan a la mejora de la convivencia en los centros educativos andaluces.

El consejero ha explicado que estas aportaciones van a ser parte de la elaboración de un documento que emane de toda la comunidad educativa, marcando así la hoja de ruta para avanzar hacia espacios educativos de convivencia y respeto. La idea es que la resolución de conflictos se inicie a partir del aprendizaje del alumnado a través de mecanismos que les ayuden a resolver contratiempo de una forma positiva y dialogada.

Javier Imbroda ha destacado la utilidad de este plan integral como un instrumento «en el que no solo intervengan todos los actores de la comunidad educativa, sino también todas aquellas instituciones, administraciones o entidades implicadas de una u otra manera».

Acoso escolar en Andalucía

El acoso escolar, según indicaba el representante andaluz: «Es un asunto extremadamente sensible y que exige el mayor rigor, así como la implicación de toda la comunidad educativa». Los datos aportados por el consejero, en relación al curso 2018/19, apuntan a 432 casos de acoso registrados (un 0,04%) del alumnado andaluz; 1,2% de los estudiantes realiza acciones contrarias a la convivencia, mientras que un 0,5% ha desarrollado conductas graves para la convivencia.

Entre los 12 y los 15 años son las edades en las que se ha mostrado un mayor número de incidencias sobre conductas negativas y hay una significativa desproporción entre conductas gravemente perjudiciales para la convivencia realizadas por alumnos, el 80% frente a las realizadas por alumnas, el 20%. Por su parte, el 80,5% de los directores de los colegios e institutos califica de manera positiva (favorable o estable) la convivencia en los centros.

No obstante, Javier Imbroda ha querido destacas que son casos minoritarios, pero que esto no es motivo para bajar la guardia. Se ha referido, además, a las a las actuaciones que se continúan impulsando y desarrollando para la prevención y detección temprana como la constitución definitiva de los equipos provinciales de seguimiento del acoso escolar y el ciberacoso, formación específica para el profesorado, aulas de convivencia, los equipos de medicación escolar en los centros, el servicio telefónico gratuito o el buzón de correo electrónico para atender las consultas de la comunidad educativa, además de portales para la difusión de todas las actuaciones y convocatorias desarrolladas en materia de convivencia escolar e igualdad.

Apostando por la formación como medida para erradicar el acoso escolar, se ha anunciado la puesta en marcha de un programa de prevención: ‘ConRed Andalucía’, elaborado por el profesorado experto del Laboratorio de Estudios sobre Convivencia y Prevención de la Violencia (LAECOVI) de la Universidad de Córdoba, la Universidad de Sevilla y la Universidad de Jaén.

Este programa tiene la finalidad de formar de manera específica al profesorado de los centros educativos, dirigido a alumnos de Primaria y Secundaria, intentando sensibilizar y que los jóvenes se impliquen en la prevención y eliminación del acoso y ciberacoso escolar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here