UNESCO propone 14 acciones educativas para combatir el odio y promover la paz

La UNESCO enmarca la celebración del Día Internacional de la Educación dentro de su recomendación de llevar a cabo unas actuaciones educativas concretas frente a la incitación al odio. Estas pautas, 14 en concreto, se establecieron en noviembre de 2023 con su recomendación educativa histórica aprobada por los 194 países miembros de esta organización. 

Prácticas recomendadas por la UNESCO en el Día Internacional de la Educación

Para las Naciones Unidas, existen varios puntos clave que los profesionales de la educación deben tener en cuenta durante este día para promover estos valores entre los escolares. Los aspectos a alcanzar más destacables son los siguientes:

  • Perseguir la paz como objetivo primario. Renovando el concepto de paz como la garantía de dignidad comunitaria y, por tanto, propia.
  • Generar concienciación sobre el cambio climático mediante el conocimiento de sus causas y las prácticas para suavizarlo.
  • Estimular el conocimiento filosófico e histórico de nuestro legado en aras de comprender las relaciones internacionales.
  • Fomentar la igualdad de género a través del estudio del pasado y las tendencias presentes/futuras.
  • Innovar según las tendencias educativas digitales sin perder de vista la meta principal del Día Internacional de la Educación.
  • Garantizar difusión local y global sobre las actividades relacionadas con esta iniciativa. 
  • Ampliar estas iniciativas durante toda la vida docente y, por tanto, estudiantil.
  • Aunar a las instituciones influyentes en el sistema educativo en una misma meta, fomentar la paz.
  • Crear un espacio de debate relacionado con maneras de incentivar la paz y, a su vez, reducir la incitación al odio.

La UNESCO considera que todos estos fines deben tenerse en cuenta a lo largo de la vida docente, sin embargo, firma esta propuesta con un “requisito imprescindible”, la actualización constante del profesorado. Para este organismo, contar con docentes motivados, que empleen su tiempo en mantenerse actualizados en tecnologías, movimientos educativos, noticias relacionadas con esta materia, etc. es una condición indispensable para que el cambio comience a materializarse.

Antecedentes de esta “sugerencia”

2023 ha sido un año que será recordado en gran medida por la ebullición de conflictos internacionales que asolan el planeta. Es por este motivo que el organismo especializado de las Naciones Unidas busca remarcar un día tan simbólico como el Día Internacional de la Educación en el 24 de enero para generar conciencia en la ciudadanía. Siguiendo su guía de recomendaciones, se puede observar cómo el objetivo principal de esta iniciativa es hacer frente a los múltiples discursos de odio.

El documento “Abordando el discurso de odio a través de la educación: una guía para los legisladores” da una idea de la responsabilidad que ha adquirido la organización frente a esta problemática generando informes sobre el odio en la red, relacionando este fenómeno con la educación y aportando modelos de enseñanza para el profesorado. Y es que, buceando en esta guía, se contempla cómo la UNESCO ha dividido ésta en tres temas de estricta actualidad, basado en abordar el trasfondo de la cuestión, desentrañar los discursos de odio y saber atajarlos desde la educación.

Ya en noviembre de 2023, la organización de las Naciones Unidas comenzó a perseguir un consenso en base a unas sugerencias educativas dirigidas a los 194 países que conforman este organismo. Estas sugerencias tuvieron como origen el atentado del grupo terrorista Hamás del 7 de octubre de 2023. La propia UNESCO se sitúa en esta problemática mediante datos como los extraídos de la encuesta “Elecciones y redes sociales: la batalla contra la desinformación y los problemas de confianza” elaborada por la UNESCO e Ipsos en 16 países donde se celebrarán elecciones generales en 2024, y plantear preguntas específicas en este contexto sobre el odio en línea

Esta encuesta ofrece datos que confirman una necesidad de concienciación  ya que indican que un 67% de los usuarios de internet se ha encontrado con discursos de odio al menos una vez en su vida. A esto se le suman hechos como el del pasado mes de octubre, que supusieron un crecimiento exponencial de los incidentes antisemitas y de carácter anti musulmán en todo el mundo. Todo ello muestra cómo la información, veraz o falaz, se propaga a mucha mayor velocidad debido a la tecnología, resaltando una vez el papel de la educación dentro de su uso.

Docencia, origen del cambio

La UNESCO trabaja para alcanzar la máxima difusión dentro del sistema educativo de las 14 líneas de actuación que presenta este documento. Al ser el VI Aniversario del Día Internacional de la Educación una fecha tan marcada en el calendario, se dejaron claras cuáles eran las formas de promover un cambio mediante la celebración de esta jornada.

Para ello, la organización vinculada a las Naciones Unidas tomó como generadores de cambio a los maestros y maestras que pueblan las  aulas. “Es nuestro deber colectivo capacitar a los alumnos de todas las edades para deconstruir el discurso del odio… Para lograrlo, necesitamos formar y apoyar mejor a los docentes que están en primera línea para superar este fenómeno”. Estas palabras, emitidas por la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, dejan ver cuál es el origen de este proceso.

Y es que, a pesar de haber transcurrido casi 50 años desde que esta entidad actualizó sus recomendaciones por última vez, el colectivo sobre el que residen las soluciones es el mismo. Sin embargo, como se puede apreciar al inicio de la presente noticia, actualmente podemos encontrar sugerencias educativas mucho más contemporáneas.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí