El papel de la Filosofía como educadora de emociones

Los encuentros programados en torno al VIII Centenario de la Universidad de Salamanca amplían sus propuestas con el Congreso Internacional ‘La Filosofía y el amor‘. En este congreso participan profesores, investigadores y estudiantes de Filosofía y Ciencias Humanas y todas las personas interesadas en los temas humanísticos.

Antonio Notario, decano de la Facultad de Filosofía; María del Carmen Paredes Martín, presidenta de la Sociedad Castellano-Leonesa de Filosofía y el vicepresidente de esta entidad, Enrique Bonete, inauguraron el viernes pasado este evento.

La finalidad de este encuentro versa sobre el papel formativo de la personalidad que puede desempeñar el amor, sobre todo desde la filosofía sobre la educación de las emociones. Plantón ya hacía diferentes planteamientos sobre esta disciplina. Y otros filósofos como Nietzsche, Bertrand Russell, Sartre, Ortega y Gasset, o Simone Weil y Martha Nussbaum consideraban que el amor permite el acercamiento al otro, la relación intersubjetiva.

La inteligencia emocional no es ajena a nuestra época, por eso es que algunos expertos consideran que en el ámbito de la racionalidad práctica “hay que poner el acento en la inteligencia emocional y en la inteligencia moral como capacidad para razonar en términos de justicia y de bondad, potencia sentimientos de tolerancia, solidaridad y respeto hacia las diferencias”.

Y todo el amplio programa de eventos por el octavo centenario de la Universidad de Salamanca, como cuna del Humanismo y patria intelectual, gira en torno a sus valores patrimoniales, la investigación y la enseñanza. Además, tampoco deja pasar desapercibido los objetivos estratégicos de la celebración como el liderazgo internacional en Educación Superior, el fomento de la excelencia académica y la promoción nacional e internacional como referente académico, científico e intelectual.

Por eso, el VIII centenario, bajo la Presidencia de Honor de los Reyes, ha sido catalogado como un acontecimiento del Estado para prestarle la debida importancia y el gran aporte intelectual que ha dado y sigue dando a la sociedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here