Universitarios admiten reenviar noticias entre sus contactos sin comprobar antes su veracidad

Foto de Negocios creado por rawpixel.com - www.freepik.es

Un equipo de investigadores de la Universidad de las Islas Baleares y de la Fundación BIT han hecho un estudio con el objetivo de analizar la percepción y la capacidad de reconocer las noticias falsas o engañosas (fake news) entre los alumnos de grado de la UIB.

La investigación se ha hecho en el marco de un convenio de colaboración entre ambas instituciones, y con la participación de Isabel Llodrà y Francina Mas, por parte del portal Fundación BIT, y de los doctores David Abril , Antonio Cerdá, Bartomeu Mut y Rubén Comas , por parte del portal UIB.

A partir de una encuesta en la cual han participación 830 alumnos de grado de la UIB y de la profundización en los resultados por medio de dos grupos focales con la participación de 12 de los alumnos, los investigadores concluyen que las redes sociales y la televisión son las fuentes más utilizadas para informarse, pero, paradójicamente, las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea son los canales de comunicación que generan menos confianza entre los estudiantes de la UIB.

La mayoría de los alumnos de la UIB no son conscientes de haber recibido noticias falsas; ni tampoco suelen comprobar si una noticia es falsa a la hora de compartirla. Se percibe, así mismo, un incremento de las noticias falsas en el contexto social y político de la COVID, a través tanto de los medios de comunicación como de las redes sociales, y también destaca un incremento del consumo de la información durante el confinamiento.

Los estudiantes encuestados admiten haber creído noticias falsas, y comparten la predisposición a creerlas a partir de su posicionamiento e ideología como justificación. También dan más confianza y credibilidad si las informaciones provienen de fuentes próximas, de su entorno.

Para evitar esta normalización de las noticias falsas y la desinformación, los alumnos proponen el desarrollo del pensamiento crítico, una normativa reguladora (aunque entre en contradicción con la libertad de expresión), deontología periodística y reducir los niveles de sobreinformación.

Sobre la afectación de las noticias falsas respecto de la calidad de la democracia se desprenden las preocupaciones siguientes: La polarización de la sociedad; que generan pérdida de confianza, tanto en el periodismo como en las instituciones; y que la crisis generada especialmente con la pandemia implique un incremento de las noticias falsas y favorezca opciones autoritarias.

Éxito Educativo
Author: Éxito Educativo

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here