La psicóloga Úrsula Perona alerta sobre el deterioro de la salud mental de los profesores en España

ursula perona salud mental profesores

En línea con el creciente debate sobre la salud mental de los niños y adolescentes, la psicóloga infanto juvenil, Úrsula Perona manifiesta en un vídeo enviado a ÉXITO EDUCATIVO, su preocupación por la salud mental de los profesores en España.

En el vídeo señala que los educadores, que pasan cinco, seis u ocho horas al día con nuestros hijos, también están experimentando tasas equivalentes de trastornos de ansiedad, depresión e incluso síndrome de burnout o agotamiento profesional.

“Es comprensible”, dice Perona, “porque están trabajando en un entorno muy exigente“. Este desafío se ha agudizado con un alto de porcentaje de niños que pueden no estar bien, que pueden ser inestables, que pueden tener crisis de ansiedad, que pueden experimentar ataques de pánico, o que pueden estar desmotivados hacia el estudio.

Perona sugiere también que estos retos son difíciles para los docentes porque a menudo carecen de las herramientas y los recursos necesarios para enfrentarlos: “No tienen suficientes contacto, no tienen suficiente conocimiento y no tienen por qué tenerlo, porque no son psicólogos, son maestros o profesores. Por si fuera poco, a menudo tienen a su cargo niños con necesidades educativas especiales, que siempre los hay en todas las clases. Imagina la complejidad”.

Enfatizando el esfuerzo que hacen los profesores para adaptarse y comprender la mente de los niños o adolescentes a los que enseñan, Perona invita a la sociedad a cuidar más a los educadores y a ayudarles con estrategias de autocuidado y de valorar su contribución, que a veces pasa desapercibida o incluso es criticada.

Por último, hace un llamamiento a apreciar la labor docente y desafía a aquellos con actitudes despectivas hacia los profesores a experimentar un día en una aula de niños: “Invito a la gente que tan ligeramente dice que los profesores no hacen nada, que vaya un día a un aula de niños. Os aseguro que estar ahí un día os cambiará la perspectiva para siempre” y resalta la constante demanda presente en cada aula, la cual va desde el ruido omnipresente hasta las 500 veces que un profesor puede escuchar “seño” en un solo día de trabajo.

La psicóloga concluye que si queremos salud mental para nuestros niños, tenemos que repensar también la salud mental de los profesores. Puedes ver sus declaraciones en este vídeo:

 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí