VENTILACIÓN AULAS. Directores y sindicatos respaldan el protocolo, pero se preguntan si será suficiente

Escolares en clase Foto de Escuela creado por freepik - www.freepik.es

La comunidad docente y directiva está firmemente volcada en la aplicación de los protocolos higiénico-sanitarios fijados por los expertos para garantizar la salud en los colegios, o, al menos, minimizar los efectos de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, se preguntan si será suficiente, por ejemplo, con ventilar las aulas 10 minutos cada hora, una de las medidas ‘estrella’ del protocolo general.

Sonia García, Secretaria de Comunicación del sindicato de profesores ANPE, afirma en declaraciones a ÉXITO EDUCATIVO que los docentes no están habilitados para opinar sobre si las medidas previstas en el protocolo son las adecuadas o no, pero se muestra tajante a la hora de subrayar su cumplimiento, “y si hay que ventilar las aulas, nosotros acataremos totalmente la norma y el protocolo, porque lo que queremos es que los centros educativos sean sitios seguros”.

Ahora bien, a la vista de que esa ventilación precisa unos tiempos, unos 10 minutos por cada 60, si a ello se suma el tiempo de lavado de manos cinco veces al día, las entradas escalonadas para que no haya tantos alumnos en las entradas y salidas o una eventual desinfectación del aula o material “a lo mejor todo eso hay que contemplarlo también en los tiempos educativos”.

Es decir, explica la portavoz de ANPE,  “si una clase duraba 50 o 55 minutos, ahora esos tiempos se van a tener que reducir, porque hay que aplicar tiempos para aplicar el protocolo”. Por esta razón, los profesores demandan adaptaciones curriculares en proporción al tiempo de aplicar el protocolo higiénico sanitario, como el que se usa para ventilar las aulas.

En un sentido similar, Esteban Álvarez, presidente de la Asociación de Directores de Instituto de la Comunidad de Madrid, ADIMAD, en otra entrevista con ÉXITO EDUCATIVO, reiteraba la necesidad de hacer lo posible por garantizar la presencialidad de los alumnos en los centros, para lo que reclamaba “tomar todas las medidas precisas, tanto dentro como fuera de los centros (…) porque supone un estrés enorme para alumnos y profesores”.

El frío invierno

«Los centros educativos no están preparados para la llegada del frío: no hay filtros HEPA ni purificadores de aire», advierte en un comunicado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que expresa su convencimiento de que la bajada de temperaturas «complicará la ventilación», razón por la que apuesta por mejorar de algún modo la calidad del aire en los espacios cerrados.

Este sindicato reclama al Ministerio de Educación y a las comunidades autónomas que adapten sus Protocolos COVID-19 a las nuevas evidencias científicas desde la premisa de que hay que prevenir contagios en las aulas por vía aérea.

Para CSIF, las advertencias de que el virus puede transmitirse también por aerosoles hace urgente que se revisen las actuaciones ante la llegada del frío, la necesidad de ventilar y que se actualice su regulación, como recomiendan los expertos. Sin embargo, considera que a estas alturas, «los centros no están preparados y los coordinadores Covid están demandando formación específica sobre el uso de filtros HEPA, los diferentes purificadores de aire o la renovación de equipos de climatización (muchos están obsoletos y no cumplen la normativa vigente), etc.», se lamenta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here