VENTILACIÓN AULAS. Dr. Javier Cabo: “Mientras compartamos espacios y respiremos el mismo aire, la transmisión es posible”

Aula escolar

El catedrático de Ingeniería Biomédica y director de Ciencias de la Salud de la Universidad UDIMA, Javier Cabo, preguntado por los riesgos que corren profesores y alumnos de contraer la COVID-19 en las aulas, afirma en declaraciones a ÉXITO EDUCATIVO que “está clarísimo que mientras compartamos espacios donde estén presentes estas partículas y respiremos el mismo aire, la transmisión puede producirse”.

Como recuerda el doctor Cabo, el contagio de este coronavirus se produce al entrar en contacto con las gotitas que exhalan las personas cuando tosen, estornudan o hablan. Estos aerosoles, que son las micropartículas de menos de 5 micras, pueden quedarse en el aire durante minutos, incluso horas, sobre todo en los espacios cerrados mal ventilados”.

El protocolo general higiénico-sanitario establecido por las autoridades contempla la ventilación de las aulas al menos 10 minutos cada 60. Javier Cabo explica que esto no es nuevo. “La ventilación se ha usado siempre desde hace muchos años, por ejemplo, contra los problemas bacterianos tuberculosos y demás; en los hospitales se ventilaba”.

En este contexto, subraya que en las escuelas, en residencias de ancianos, en hoteles y en empresas “es importante ventilar, y si en el invierno no se puede, o no en las condiciones deseables, pues habría que minimizar la recirculación del aire y agregar filtros potentes, incluso la luz ultravioleta, para matar estas partículas virales que flotan en el aire”.

Los científicos ya han demostrado que las partículas de la COVID-19 pueden quedar en suspenso. “En muchas muestras recogidas en pacientes con COVID-19 o en la entrada de grandes centros comerciales se ha encontrado ARN vírico. En Nebraska, agrega, “se encontró en casi dos tercios de aire, muestras recogidas sobre todo en salas hospitalarias y en lugares donde tenían a pacientes con infección leve en cuarentena. Ahí había ARN vírico en el aire”.

De la transmisión por aerosoles y cómo minimizar el riesgo de contagio en las aulas también nos habló el investigador Pablo Fuente en una reciente entrevista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here