VENTILACIÓN AULAS. Los padres ven con preocupación la llegada del frío

Foto de Educación creado por standret - www.freepik.es

Las principales asociaciones de padres de alumnos consultadas por ÉXITO EDUCATIVO ven con preocupación la inminente llegada del frío en relación con la ventilación de las aulas que, de acuerdo con el protocolo higiénico-sanitario en vigor para combatir el COVID-19, se fundamenta, sobre todo, en la apertura de las ventanas durante al menos 10 minutos por cada hora.

Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de COFAPA, Confederación de Padres de Alumnos, afirma que en su asociación están «preocupados», pues son conscientes de que la ventilación es un «factor esencial en la prevención de contagios». Evidentemente, agrega, «mientras hace buen tiempo, se han podido mantener las ventanas de las clases abiertas de forma general. Sin embargo, ahora, cuando llega el frío, lo prudente sería establecer unos tiempos de ventilación, entre clases, durante los recreos o la comida, etc. De esta manera, se combina la necesaria ventilación con la existencia de una temperatura adecuada en las clases», opina en declaraciones a ÉXITO EDUCATIVO.

Para Ladrón de Guevara «entre todos tenemos que buscar las mejores soluciones y sobrellevar esta situación que tanto nos está afectando a todos».

Pedro José Caballero, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), en declaraciones a ÉXITO EDUCATIVO, observa con “mucha preocupación y con indignación” el plan de abrir las ventanas, entre otras razones “porque no se ha contado con nosotros /los padres y madres) para nada”.

Lo que más temen es que “en unos días entrará el invierno y una serie de restricciones en todos los colegios por el frío”, lo que, a su juicio, “va a generar un verdadero problema en las aulas, porque si hay que tener las ventanas abiertas, como a día de hoy se tienen, vamos a tener dos encontronazos con la gripe común y el coronavirus”.

En este sentido, reclamó de las administraciones competentes soluciones y alternativas a la ventilación abriendo ventanas, y que se opte por otras vías de renovación del aire, “siempre garantizando la salud de los alumnos”.

“A dos días de que entre el invierno y venga el frío, tener 10 minutos las ventanas abierta de par en par nuestros hijos van a tener que estar como esquimales en las aulas”, ironizó.

A este respecto, urgió a convocar una Comisión en la que expertos y la comunidad educativa debatan sobre soluciones a este problema, de modo que se garantice el objetivo común de mantener la presencialidad de los escolares en las aulas. “Algo que tendría que haberse hecho antes de empezar el curso”, se lamentó el presidente de CONCAPA.

Por su parte, la presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), Leticia Cardenal, expresa con el caso que su propia familia vive en estos días la situación que otros muchos sufren, sobre todo residentes en las zonas más al norte del país, como es su caso, Cantabria: «En la clase de mi hijo faltaron el jueves 10 alumnos, todos con mocos y dolor de garganta. Mi hijo me preguntaba si podía ponerle una camiseta térmica como la que usa para jugar al fútbol, porque dice que está con chaqueta pero tiene las manos congeladas».

«Igual en Andalucía están pasando buenos ratos«, ironizó la presidenta de CEAPA, «pero lo que es en Cantabria hace mucho frío en las aulas. Los alumnos están pasando mucho frío«.

Leticia Cardenal está convencida de que tener las ventanas abiertas «no está siendo una solución, porque lo único que está pasando es que al final el niño o la niña al día siguiente se pone malo, tienes mocos y, como ya por responsabilidad las familias son conscientes de que su hijo tiene malestar, aunque en muchas ocasiones no tienen fiebre pero sí están incómodos y con ese malestar en el cuerpo, pues directamente no los están llevando al centro educativo».

Eso, advierte la presidenta de CEAPA, «supone faltar muchísimas horas lectivas y en un curso tan complicado como este va a ser muy difícil recuperar este trabajo que se está perdiendo».

Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de COFAPA, también nos muestra su preocupación: «somos conscientes de que la ventilación es un factor esencial en la prevención de contagios. Evidentemente, mientras hace buen tiempo, se ha podido mantener las ventanas de las clases abiertas de forma general. Sin embargo, ahora, cuando llega el frío, lo prudente sería establecer unos tiempos de ventilación, entre clases, durante los recreos o la comida, etc. De esta manera, se combina la necesaria ventilación con la existencia de una temperatura adecuada en las clases».

Ladrón de Guevara, finalmente, apela a la responsabilidad de todos para superar esta crisis sanitaria: «creo que entre todos tenemos que buscar las mejores soluciones y sobrellevar esta situación que tanto nos está afectando»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here