Vicent Marzà, consejero de Educación de Valencia, dimite para dedicarse a su partido

Vicent Marzà

El conseller de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno valenciano, Vicent Marzà, ha anunciado hoy que deja el Gobierno de la Comunidad de Valencia para dedicarse por entero a su partido Mes Compromís. Se trata, ha explicado en rueda de prensa, de un «movimiento estratégico» para «fortalecer Compromís de cara a 2023», año en que están previstas elecciones autonómicas y municipales en mayo y, en otoño, si se llega hasta el final de la legislatura, elecciones generales.

Agradecimiento

El ya exconseller ha explicado que hace meses que había pensado en presentar la dimisión, pero que no había llegado a tomar la decisión por responsabilidad. Ahora, con el COVID controlado ha dado el paso.

Durante su comparecencia Marzà ha agradecido a la comunidad educativa el trabajo conjunto mientras ha estado al frente de la Conselleria. Han sido siete años, lo que le convierten en el titular de Educación más longevo en la Generalitat valenciana.

Ha dado por “consolidados o encarrilados” los principales objetivos a los que aspiraba, entre los que ha citado aumentar en 11.000 el número de docentes, conseguir la gratuidad de los libros de texto, establecer las primeras aulas gratuitas de 2 años, y el programa de construcción de centros educativos.

Sustituta y situación política

Por la tarde la ejecutiva de Compromís elegía a Raquel Tamarit secretaria autonómica de Cultura y Deporte, y por tanto número 2 de Marzá en esa mitad de su Conselleria, para hacerse cargo del departamento. Tamarit tiene 43 años, y tiene dos hijos. Maestra de Primaria ha trabajado en diferentes localidades de Cataluña y Valencia y h sido concejala en el Ayuntamiento de Sueca entre 2007 y 2015. En junio de 2019, al inicio de la actual legislatura, fue nombrada secretaria autonómica de Cultura.

Valencia vive un momento de impase político, tras el anuncio del presidente Ximo Puig que ha abierto un “periodo de reflexión” sobre la remodelación del gabinete. Aunque en principio parecía que solo afectaría a la parte socialista del mismo, Marzà ha reconocido que el contexto político actual le ha facilitado la toma de la decisión. Este paso del exconseller, podría abrir la puerta a una remodelación del ejecutivo de mayor calado.

Marzà se volcará ahora en la actividad interna de su formación, Més Compromís (antes Bloc), una de las tres partes de la coalición Compromís junto a Iniciativa del Poble Valencià, la formación de la vicepresidenta Mónica Oltra, y Verds-Equo.
Preguntado si, dados los problemas judiciales que acosan a Oltra, podría ser el nuevo cabeza de lista de Compromís a las elecciones autonómicas, Marzá, ha dicho que ese no era su objetivo, aunque tampoco lo ha descartado. Se trata de decisiones colectivas, ha dicho, y ha añadido que “lo que hace falta ahora es fortalecer el partido para llegar a más gente. Nos hace falta una mayoría más amplia para hacer frente a la extrema derecha. No es esencial si soy yo el candidato”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí