Yo sí quiero ir al colegio

El pasado mes de agosto tuve que acudir a la urgencia del hospital HM Torrelodones. Como llevaba todo el verano preparando la vuelta al colegio, las horas que estuve allí observé todo lo que pasaba para que me sirviera para la vuelta al colegio. Voy a describir algunas situaciones obvias: llegué, había un celador, personal de admisión de urgencias, una enfermera de cribaje, un equipo de enfermeros de box y un médico que no me abandonó ni un minuto, ni escatimó en pruebas y preguntas. Yo le insistía en preguntarle cuándo me marchaba. Y me dijo: «¿usted es director de colegio, verdad? Pues igual que usted no deja salir a un alumno del colegio sin aprender, de aquí usted no sale hasta que no le deje de doler».

Entendí que mi obsesión, la de mi colegio, era correcta: estamos deseando ver a nuestros alumnos, los queremos en el colegio, queremos que siga el aprendizaje. Y en mi caso también estoy deseando ver a mis profesores y a mi equipo. Es decir, estoy igual que los alumnos: deseando ver a los profesores y a los alumnos.

Tengo el convencimiento después de todo lo que hemos trabajado los equipos directivos durante el verano, que los profesionales de la educación somos verdaderamente “profesionales esenciales”. Tal vez veamos salir en nuestras ciudades a aplaudir, esta vez a los profesionales de la educación. Y es así, porque lo mismo que yo me encontré al equipo al completo en el hospital, nuestros alumnos en los colegios encontrarán a sus profesores, al personal de secretaría y servicios, a sus entrenadores, a sus directores.

El trabajo ha sido inmenso. Los profesores, ya durante el confinamiento, adaptaron todas sus programaciones y metodologías al aprendizaje online. Y ahora se hace imprescindible la vuelta a las aulas.

En primer lugar, porque los alumnos necesitan que el contexto de aprendizaje esté diferenciado del contexto de vida familiar. Y las escuelas también lo necesitan. La fusión de familia con el colegio y con el trabajo ha producido una lógica “con-fusión”. Y esto no quiere decir que no haya que tomar todo lo bueno que nos trajo el aprendizaje online, los profesores han reordenado sus metodologías para hacer en el aprendizaje sincrónico todo lo presencial y dejar en el asincrónico aquello que el alumno puede hacer sólo. Que es mucho más de lo que pensábamos nosotros y los propios estudiantes.

En segundo lugar, alumnos, profesores y familias necesitan sentir que el colegio es un lugar seguro. Y sólo hay una manera: ir al aula. Les puedo garantizar que en los colegios se ha trabajado duro para preparar espacios, ratios, ventilación, mamparas, turnos. Un verdadero encaje de bolillos. Entiendo no obstante que muchas personas tengan esa pregunta que nos hacemos a los pies de una montaña rusa en el parque de atracciones: ¿subo o no subo? Pero después repites y repites, porque aprender y un colegio es la experiencia más increíble que un niño puede tener en su infancia y juventud. Les aseguro que los colegios y los hospitales son ahora los lugares más seguros de este país.

En tercer lugar, debemos de preocuparnos con los resultados a medio y largo plazo. Queridos lectores las notas de cada evaluación son resultados a corto plazo. Los de medio y largo plazo es ver que los niños y jóvenes van teniendo sentido de país, y eso se ve en cada uno va a eligiendo sus destinos académicos y laborales conforme a sus aptitudes y conforme a las necesidades del futuro del país. Necesitamos más educadores, más científicos y más tecnólogos, pero de los buenos.

El futurista suizo, Gerd Leonhard decía: “Solo queda un espacio para la innovación: Tú” y seguía “la tecnología es el cómo del cambio, los hombres y mujeres somos el porqué”.
Por eso, no me asusta lo que pueda venir durante el curso con el COVID. Cuando miro a mis alumnos, a los profesores y a las familias de mi colegio o cuando a mi alrededor converso con amigos de la pública y de la concertada, admiro el increíble talento humano deseoso de que todo sea un éxito. Por eso mis queridos profesores: “Yes, teachers we can do it”.

Jaime Úbeda, director del Colegio San Patricio el Soto (Grupo Inspired)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here