YouTube, nuevo espacio de aprendizaje para los jóvenes

YouTube, nuevo espacio de aprendizaje para los jóvenes

Para aprender formal e informalmente y como plataforma de ocio y disfrute del bienestar y cultura. Es decir, para, por ejemplo, aprender a resolver un problema matemático, para saber cómo avanzar en un videojuego, o para mejorar con la guitarra o cualquier otro instrumento. Para todo eso utilizan cada vez más los jóvenes YouTube, según explica un estudio liderado por el profesor del Departamento de Comunicación de la UPF Carlos Scolari, que ha sido publicado en Convergence, Revista Internacional de Investigación sobre las Nuevas Tecnologías de los Medios de Comunicación.

YouTube como entorno de aprendizaje

La investigación desveló que los jóvenes tienen tres áreas principales de interés en la plataforma: el currículo escolar formal, los videojuegos y la tecnología, y el bienestar y la cultura. En las tres áreas, los adolescentes aplican el modelo de aprendizaje al seguir a los instructores de YouTube, sean estos profesores, expertos o compañeros, para aprender sobre estas áreas.

Según una de las estudiantes que participó en el estudio, «aprendo más matemáticas en YouTube que en la escuela, porque puedes repetir el vídeo tantas veces como quieras«. Otro de los jóvenes, Zack, explica su estrategia para seguir avanzando a través de un videojuego que se le resiste: «busco en YouTube el problema específico que tengo en el juego y hago clic en lo que aparece primero».

Es frecuente que haya adolescentes que usan vídeos como los tutoriales «para resolver dificultades con un programa de ordenador o cuando no se utilizar un software». Estos ejemplos muestran las tendencias de aprendizaje entre las nuevas generaciones, en las que plataformas gratuitas, instructivas y llenas de contenidos diversos, como YouTube, son fundamentales en sus procesos de aprendizaje.

Aprendizaje formal e informal

Los adolescentes destacan distintas posibilidades de YouTube que les motivan a usarla, entre ellas utilizarla como motor de búsqueda para encontrar información específica, utilizar el número de visualizaciones o de suscriptores para validar la calidad del contenido, poder controlar el vídeo para aprender a su propio ritmo y utilizarla como depósito y archivo para encontrar información.

Los adolescentes utilizan YouTube tanto para complementar su plan de estudios formal como para explorar sus propios intereses. Por lo tanto, YouTube se convierte en un importante espacio de aprendizaje para que los adolescentes aprendan en un continuo. Esto significa que es un espacio que difumina los límites entre las oposiciones clásicas como el aprendizaje formal/informal debido a cómo lo utilizan los adolescentes.

Artículo

Los resultados del análisis se han recogido en un artículo de investigación titulado Learning with YouTube: Beyond formal and informal through new actors, strategies and affordances, (Aprender con YouTube: Más allá de lo formal e informal a través de nuevos actores, estrategias y asequibilidad). Recoge los resultados de la investigación realizada con la participación de adolescentes entre 11 y 19 años sobre el consumo y el uso de YouTube, como parte del proyecto de investigación Transmedia Literacy sobre los adolescentes y las prácticas de colaboración transmedia llevado a cabo en ocho países de Europa, Sudamérica y Australia.

El proyecto tenía dos objetivos principales: detectar qué hacen los adolescentes con los medios y determinar cómo aprenden a hacerlo. Durante el trabajo de campo, se identificó a YouTube como una de las plataformas que más utilizan los adolescentes para aprender. Por lo tanto, este artículo mapea los principales temas de aprendizaje de los adolescentes en YouTube y las motivaciones para usar la plataforma. Se estudiaron los formatos de vídeo que utilizan los adolescentes y la forma en que los emplean para aprender una gran variedad de temas.

Roles y estereotipos de género

Por último, durante la investigación también se observó que los roles y estereotipos de género persisten en los hábitos de uso, consumo y producción de contenido mediático de los adolescentes. El estudio confirmó la existencia de una esfera de uso masculino y otra de uso femenino de los medios. Por lo que respecta al aprendizaje a través de YouTube, se detectó que algunas áreas y entornos de aprendizaje son predominantemente masculinos y otros femeninos. Por ejemplo, el área de videojuegos es un espacio masculinizado en el que la presencia de chicas es excepcional. Ocurre lo contrario con el ámbito de la belleza o los vídeos sobre libros, donde la presencia de las chicas es prácticamente hegemónica, con algunas excepciones en los ámbitos deportivo y musical.

Además, el análisis ha abierto otras perspectivas de investigación en la plataforma. El estudio se plantea el condicionante del uso de YouTube según clase social, lo que podría acarrear un aumento de usuarios que no pueden pagar clases privadas o formaciones no curriculares, como clases de guitarra.

La investigación ha sido encabezada por Carlos A. Scolari, profesor del Departamento de Comunicación de la UPF e investigador del Grupo de Investigación MEDIUM, y en ella han participado, Fernanda Pires, de la UABJosé M. Tomasena, vinculado a la UB y la UPF, y Maria José Masanet, de la UB.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí